Radar de la desinformación: 20 hitos de verificación en los dos años de Bolivia Verifica – Bolivia Verifica
Radar de la desinformación: 20 hitos de verificación en los dos años de Bolivia Verifica

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Explicador

Radar de la desinformación: 20 hitos de verificación en los dos años de Bolivia Verifica

Este 1 de junio celebramos nuestro segundo aniversario y presentamos una selección de las notas más destacadas entre las más de 3.500 que hemos publicado. Desde temas políticos hasta sanitarios, este recuento muestra cómo se movió la desinformación en el país el último tiempo

(Diseño Martina Meyer)

Por Maria Silvia Trigo

El 1 de junio de 2019 nació Bolivia Verifica como un medio de chequeo de noticias y verificación del discurso público. Los desafíos fueron grandes por el contexto que en el que nos tocó remar. Bolivia vivió uno de los conflictos más violentos de los últimos años, hubo cambios de gobierno y elecciones, una pandemia que colapsó el sistema sanitario, afectó la economía y nos puso frente a un mundo nuevo y desconocido. Ese escenario, sumado a la polarización política y social que atraviesa el país, fueron caldo de cultivo para la desinformación.

En temas políticos y de salud, circularon cientos de contenidos desinformativos, como dardos para atacar adversarios o como resultado de falta de información oportuna y veraz. Las cadenas de WhatsApp, que fueron desde anuncios de grupos violentos que se aproximaban a los barrios o sobre teorías conspirativas en contra de las vacunas, fueron moneda corriente.

En ese escenario, Bolivia Verifica se constituyó en una especie de refugio: cada vez más usuarios nos hicieron llegar pedidos de verificación para constatar que lo que leían en redes sociales o escuchaban decir a algún político era verdad. Creemos que ese es uno de nuestros grandes logros: haber sembrado en la audiencia el hábito de desconfiar de los contenidos que recibe y buscar información veraz y de calidad.

En este tiempo hemos chequeado más de 3.500 contenidos y hemos integrando redes internacionales con las verificadoras más prestigiosas del mundo. Somos parte de la red Latam Chequea, un grupo de 28 medios latinoamericanos de fact cheking que trabajan contra la desinformación en temas de coronavirus y también somos miembro signatario de la International Fact Checking Network del Instituto Poynter, de Estados Unidos, que reúne a las principales verificadoras de los cinco continentes.

En este especial repasamos algunos temas que marcaron un hito en la historia de Bolivia Verifica. Bienvenidos:

1.García Linera usó una foto de 2008 para acusar a Carlos Mesa de incitar a la violencia más de diez años después. En medio de los disturbios post electorales de 2019 y acusaciones por indicios de fraude electoral, el entonces vicepresidente dio una conferencia de prensa en la que acusó a Carlos Mesa de incitar a la violencia. En su presentación mostró un video con imágenes de las protestas, pero entre ellas había una imagen fuera de contexto: la de un hombre ensangrentado que había sido difundida en 2008 (puedes leer la verificación aquí). El vicepresidente no fue el único que difundió fotos fuera de contexto en los conflictos de 2019, el exministro César Cocarico mostró una fotografía de Venezuela como si hubiera sido tomada en Santa Cruz para denunciar violencia.

2. Arturo Murillo difunde la imagen de una mujer inocente y la presenta como sospechosa de robar un bebé. El exministro de Gobierno en su cuenta en Twitter difundió la imagen de una mujer a la que presentó como sospechosa de haber raptado un bebé recién nacido, en un caso que había sido mediático los días previos. La imagen también se difundió desde la cuenta del Ministerio de Gobierno. Sin considerar la presunción de inocencia, ni tener en cuenta la dignidad de esta persona, Murillo publicó su fotografía en primer plano y ésta fue replicada en varios medios de comunicación. Horas después la mujer se presentó ante la Policía y probó su inocencia, el exministro se disculpó pero el daño ya estaba hecho. La mujer abrió un proceso penal por difamación. Puedes ver la verificación aquí.

3.Hubo una mujer encadenada a la cama de un hospital, pero no fue Patricia Hermosa. Se trata de una imagen que se viralizó durante el gobierno de Jeanine Áñez y que siguió circulando en redes sociales meses después. Se decía falsamente que la mujer era Patricia Hermosa, exjefa de Gabinete de Evo Morales, quien fue detenida estando embarazada acusada de terrorismo y sedición por haber sostenido conversaciones telefónicas con el exmandatario. Ella no estuvo encadenada a la cama de un hospital, la imagen corresponde en realidad a Lorgia Fuentes, acusada de formar parte del directorio de una empresa china que se adjudicó contratos millonarios con el Estado y de tener vinculación con el exministro de Gobierno Carlos Romero. Actualmente se encuentra en libertad. Lee más aquí.

4. El voto rural no vale más que el voto de la ciudad. Meses antes de las elecciones de 2020, circuló bastante desinformación sobre temas electorales y el sistema democrático en general, pero pocos lograron calar tan hondo como la falsa idea de que el voto del campo vale más que el voto de la ciudad. Esta idea surgió en columnas de opinión y se fue difundiendo desde el discurso público y las redes sociales. Sin embargo, no es cierto. El sistema de representación prioriza un equilibrio entre regiones pero no hace distinción entre el área rural o urbana. En esta nota lo explicamos en detalle.

5. Jeanine Áñez difunde cifras falsas y engañosas sobre el coronavirus. La gestión de la pandemia fue uno de los temas centrales durante las apariciones públicas de la expresidenta. Analizamos uno de sus discursos y una entrevista en televisión y encontramos cifras erradas. Por ejemplo, el 6 de agosto de 2020 mencionó que se “se crearon 7.500 puestos de salud” pero tras hacer un relevamiento de los nueve servicios departamentales de salud constatamos que eran en realidad 5.174 (3.096 contratos temporales y 2.078 ítems). Ese día también indicó que se habían habilitado 30 laboratorios para procesar pruebas de coronavirus. Al relevar datos en los todos los Sedes y en la Coordinación Nacional de Laboratorios constatamos que en ese entonces eran solo 15 los laboratorios públicos. La confusión de Áñez posiblemente surgió de la suma de todos los laboratorios, entre públicos, privados y de seguridad social que eran en total 29 en ese momento.

6. Los 170 muertos en El Alto que nadie confirmó. El medio de las protestas por la postergación de las elecciones a finales de julio de 2020, que coincidía la primera ola de la pandemia, el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó el 4 de agosto que en los últimos tres días se habían levantado 170 cadáveres en la urbe alteña. Le consultamos cuál era su fuente y dijo que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen. Sin embargo, el director de esa institución, el coronel Douglas Uzquiano, dijo desconocer esos datos. Tampoco los pudo confirmar el Instituto de Investigaciones Forenses, el director, Andrés Flores, indicó que no se habían realizando levantamientos en esa zona en las fechas mencionadas. Puedes leer la verificación aquí.

7. El director del INRA aparece en fotografías con un jaguar muerto. Cinco imágenes en las que se observaba a un cazador, una escopeta y un jaguar muerto, daban vuelta las redes sociales pero no se tenía certeza sobre su origen ni sobre quién era la persona que aparecía en las fotografías. Se decía que era Ramiro Ortiz, director del Instituto Nacional de Reforma Agraria en Beni. Bolivia Verifica corroboró que es él quien aparece en las imágenes que provocaron críticas. “Soy yo, pero soy ambientalista. No puedo matar un escarabajo, incluso era vegetariano un tiempo. Las fotos son de 2012, el animal atacó a un trabajador de la propiedad. Fue él quien lo mató”, explicó Ortiz a Bolivia Verifica.

8. Las papas fritas de Jeanine Añez. Una fotografía falsa de la expresidenta comiendo una hamburguesa y papas fritas en la cárcel de Miraflores fue difundida incluso por medios de comunicación, varios de los cuales la borraron tras comprobarse el montaje. La imagen fue compartida la noche del 23 de marzo y dio mucho de qué hablar en redes sociales. Bolivia Verifica comprobó que la bolsa de la hamburguesa y las papas fritas que aparecen encima de la cama estaban montadas, ambas imágenes se pudieron encontrar en una búsqueda simple en Google y tras ser ajustadas al tamaño y superpuestas en la foto manipulada de Áñez, se corroboró que se trataba de un montaje.

9. La falsa tasa de letalidad que mencionó Jorge Richter. El vocero de Gobierno anunció en entrevista con el programa Asuntos Centrales que la tasa de letalidad por coronavirus había descendido, tras alcanzar un pico máximo de 33% en julio de 2020. El dato es falso: Bolivia nunca tuvo esa tasa de letalidad. La confusión de Richter surge por un ajuste estadístico del Servicio Departamental de Santa Cruz que a mediados de septiembre anunció que había 1.601 muertos por Covid-19 que no habían sido registrados en los meses anteriores. Es decir: ese día se los incluyó en la estadística de la pandemia pero no murieron todos ese día, además el ajuste se produjo en septiembre y no en julio como mencionó Richter. La cifra que dio el vocero de Gobierno, por tanto está equivocada. La tasa de letalidad más alta que alcanzó Bolivia fue en abril de 2020 cuando llegó a 8,2%.

10. Una separata y un documental contaron la caída de Evo Morales. El 21 y 22 de marzo se publicaron una separata y un documental sobre lo ocurrido en Bolivia en octubre y noviembre de 2019, en los hechos que derivaron en la renuncia de Evo Morales. La separata publicada por El Deber y el documental Fue Golpe, dirigido por una periodista mexicana y difundido en ATB, fueron verificados por nuestro medio. En ambos productos se encontraron al menos dos datos erróneos. La separata de El Deber decía, por ejemplo, que el Tribunal Constitucional Plurinacional había reconocido el gobierno de Jeanine Áñez mediante una “resolución”. El dato es falso, el TCP publicó un comunicado. Más allá del término utilizado, la diferencia entre una resolución y un comunicado es sustancial: el primero es de cumplimiento obligatorio y el segundo no tiene ningún valor jurídico.

Por otro lado, en el documental “Fue Golpe”, una de las falsedades fue mencionar que Jeanine Áñez había sido electa con el 4% de apoyo electoral. En realidad, Áñez fue electa senadora por el Beni en 2014 con la alianza “Unidad Demócrata” que en su departamento obtuvo 51,4% de los votos y a nivel nacional 24,23%. Puedes leer las verificaciones a la separata y el documental haciendo clic aquí, aquí, aquí y aquí.

11. La Defensoría del Pueblo eliminó un tuit y un comunicado en el que sugería la renuncia de Evo. Con el retorno del MAS al poder en noviembre de 2021, varias organizaciones e instituciones que habían sugerido la renuncia de Evo Morales durante los conflictos de 2019 intentaron retractarse, pero lo que pasa por internet siempre deja rastros. Es así que encontramos que la Defensoría del Pueblo había eliminado de su cuenta en Twitter y su página web, la sugerencia hecha a Evo Morales y Álvaro García Linera de “considerar su dimisión al cargo” el 10 de noviembre de 2019. El tuit y comunicado eliminados pudieron ser recuperados mediante herramientas digitales y puedes verlos en esta nota. En esa misma línea, la Central Obrera Boliviana también negó haber sugerido la renuncia de los exmandatarios. Si bien es cierto que no lo hicieron de forma escrita, el secretario ejecutivo de esa instancia, Juan Carlos Huarachi pidió la renuncia de Morales y García en una conferencia de prensa.

12. El ministro de Salud da el mismo dato falso dos veces. Jeyson Auza manifestó en al menos dos ocasiones que Bolivia es el segundo país de la región en iniciar el proceso de vacunación contra la Covid-19. El dato es falso: los procesos de vacunación en la región iniciaron en 2020 y Bolivia fue el octavo país que empezó la inmunización, el 29 de enero de 2021. En esta nota explicamos cuándo empezó cada país. Auza hizo la afirmación incorrecta el 1 de febrero y la repitió el 29 de marzo, ambas ocasiones en el programa Que No Me Pierda de Red Uno. Puedes ver ambas verificaciones aquí y aquí.

13. Mohammed Mostajo no fue elegido entre los mejores asesores del mundo. Una publicación en inglés de la revista Nature fue malinterpretada por algunos medios bolivianos que calificaron al exembajador de Ciencia y Tecnología como uno de “los mejores asesores” del mundo. En realidad, se trata de un texto colaborativo escrito por varias personas, entre ellas el mismo Mohammed Mostajo, en el que cada uno cuenta su experiencia asesorando la gestión de la pandemia. El documento titula “Siete investigadores gubernamentales que ayudaron a orientar las respuestas de sus gobiernos a la pandemia de Covid-19 se manifiestan”. Puedes leer nuestra verificación aquí.

14. César Dockweiler y el intento de mostrar un centro de salud cerrado. “Son las 13:55 y el centro de salud municipal de Villa Fátima está cerrado”, decía en un video el excandidato a la Alcaldía de La Paz por el Movimiento Al Socialismo, César Dockweiler. La verdad no tardó en salir a la luz: un video grabado por las cámaras de seguridad mostró que poco antes de que el candidato empiece a grabar el video, una persona abre la puerta del centro de salud y le hace una pregunta. Luego se ve a dos personas con trajes de bioseguridad salir del centro médico y asistir a una persona que se encontraba afuera. Ante la evidencia, el candidato intentó justificarse. En una entrevista dijo que “efectivamente había gente trabajando” pero que se habían acabado las fichas para pedir atención. Puedes leer la nota aquí.

15. Evo no llegó en helicóptero a Chimoré. Prácticamente todos los medios de comunicación que cubrieron la llegada del expresidente al Chapare el 11 de noviembre de 2020 informaron que había llegado en helicóptero pero lo cierto es que nadie lo vio bajar de él. La confusión surgió porque el público gritaba “Evo, Evo, Evo” mientras una aeronave sobrevolaba la multitud. Tras una exhaustiva búsqueda no se pudo encontrar ninguna prueba ni registro gráfico de que el expresidente hubiera estado en el helicóptero. Al contrario, tras revisar las transmisiones en directo de su recorrido desde Villa Tunari hasta Chimoré, se evidencia que hizo el tramo por tierra. Puedes leer la verificación sobre este caso haciendo clic aquí.

16. El diputado Rolando Cuéllar da información falsa dos veces en menos de diez días. El diputado del Movimiento Al Socialismo acusó a parlamentarios de la oposición de traidores utilizando un fotomontaje. En la imagen original, sus colegas aparecen sosteniendo una bandera de Bolivia pero en la foto presentada por Cuéllar, se cambió la bandera por una estadounidense (puedes leer la verificación y ver las dos imágenes aquí). Días después, Rolando Cuéllar volvió a pasar por nuestro radar cuando vertió datos falsos sobre la candidata a la Presidencia de Perú Keiko Fujimori, de quien dijo que es japonesa y que ya fue presidenta de Perú, ambos datos son falsos: Fujimori nació en Lima y nunca ocupó la silla presidencial.

17. La insistencia de Evo Morales en que el coronavirus “es una guerra biológica”. Al menos en cinco oportunidades, el exmandatario ha manifestado que el coronavirus una guerra biológica en la que mueren los pobres. La primera vez fue en una entrevista con el periodista argentino Ernesto Tenembaum en abril de 2020. La segunda en junio, en el programa radial Sobremesa y del cual el periódico argentino La Nación hizo eco. La tercera en una entrevista con el diario chileno La Tercera, la cuarta a través de una transmisión vía Facebook en un conversatorio con militantes del MAS y la quinta durante el aniversario de la Federación Única de Centrales Unidas de Shinahota el 12 de abril de 2021. La teoría conspirativa de la guerra biológica quedó descartada luego de que numerosos científicos decodificaran el material genético del virus y establecieran que el Sars-Cov-2 no es una construcción de laboratorio ni un virus manipulado a propósito. Puedes leer la última verificación sobre el tema aquí.

18. El Tribunal Supremo Electoral fue blanco de fake news durante los procesos electorales. El organismo electoral fue la institución más atacada con bulos y desinformación durante los procesos electorales, según un análisis de la base de datos de Bolivia Verifica. Entre las mentiras que se difundieron está la falsa presencia de un escudo venezolano en el carnet de sufragio (que no es más que un holograma de seguridad que se observa al ser iluminado con luz ultravioleta), el irracional crecimiento del padrón electoral (que en realidad está muy cerca del ideal en cuanto a la composición social de electores en el país y cuyo crecimiento se debe al subregistro que existía anteriormente y que fue subsanado gracias a masivas campañas de carnetización) o la suspensión del Direpre en las elecciones subnacionales (que si bien no se realizó, no estaba previsto para esa votación ni tampoco es obligatorio por ley).

19. La pandemia, caldo de cultivo para la desinformación. Teorías conspirativas, falsas curas milagrosas y datos equivocados sobre las vacunas se difundieron masivamente en el último tiempo. Sin embargo, las redes sociales no fueron el único lugar de difusión de bulos sino también surgieron desde el discurso público y fueron una herramienta de campaña política. Algunos casos destacados están en Tarija, donde Jhonny Torres, actual alcalde, propuso la distribución masiva de ivermectina y dijo que estaba “comprobado” que el fármaco reduce la carga viral, sin embargo no existe ningún respaldo científico para esa afirmación y ninguna institución de referencia recomienda su consumo. En Beni, el actual gobernador Alejandro Unzueta, también desinformó sobre temas sanitarios. Dijo que no hay que usar barbijo al salir a las calles porque se pierde oxígeno, lo cual no solo es falso sino también peligroso: todas las instituciones de salud de Bolivia y el mundo recomiendan el uso de la mascarilla como uno de los métodos más efectivos para evitar la propagación del virus. En Santa Cruz, la exalcaldesa Angélica Sosa dio al menos dos datos falsos para justificar las nuevas medidas a implementar en el municipio y el excandidato Gary Añez afirmó que habían 372 médicos vacunados en Argentina que estaban con problemas de coronavirus, nos contactamos con el Ministerio de Salud de ese país y descartaron tener registro de esos casos. En esta nota tenemos un resumen de algunas falsedades vertidas por autoridades y actores políticos sobre la pandemia.

20. Los bulos sobre Bolivia que se cocinan en el exterior. Muchas de las falsedades que circularon sobre el país surgieron en otras regiones. Por ejemplo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio datos equivocados sobre democracia y crecimiento económico en Bolivia. El promotor del dióxido de cloro, Andreas Kalcker, indicó falsamente que en nuestro país no se habían registrado decesos gracias a la inédita aprobación de la sustancia desinfectante para consumo humano y el día de las elecciones nacionales, el excandidato a la Presidencia de Colombia, Gustavo Petro, mintió dos veces sobre Bolivia: dijo que no estaba permitido tomar fotos de las actas y publicó un video fuera de contexto para denunciar militarización el día de la votación.