Seis datos falsos sobre coronavirus y vacunas que circulan en WhatsApp – Bolivia Verifica
Seis datos falsos sobre coronavirus y vacunas que circulan en WhatsApp

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

Seis datos falsos sobre coronavirus y vacunas que circulan en WhatsApp

Las vacunación no mata a las personas, tampoco hay grafeno en la punta de los hisopos para las pruebas PCR; en realidad, son desinformaciones que se utilizan para que los estudiantes en El Alto no se inmunicen 

Cadena que circula a través de WhatsApp.

Una cadena que circula a través de grupos de WhatsApp de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) difunde seis datos sobre el coronavirus y las vacunas. El mensaje indica que los inmunizantes no protegen de las variantes de la COVID-19, que “matan” a la gente e incluso se asegura que los hisopos utilizados para las pruebas PCR tienen grafeno “en la punta”. Todos estos datos son falsos y se emplean para tratar de convencer a los estudiantes de que no se vacunen.

Los datos de la cadena son los siguientes:

  1. La vacuna no protege contra la “variante delta”.

  2. El virus nunca se aisló, por lo tanto, no existe. 

  3. El grafeno se transmite, existen pruebas y casos clínicos. 

  4. La vacuna mata a la gente. Además, esto se trata de una investigación experimental mundial. 

  5. La PCR es una vacuna ¿por qué se hacen tantas PCR? Piensa. 

  6. En la punta del hisopo de las PCR hay grafeno. 

Ninguno de estos datos se acerca a la realidad, a continuación, te explicamos por qué.

1.- La vacuna contra el coronavirus sí protege de la variante delta

La variante delta fue identificada en diciembre de 2020 en India. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos explican que, a diferencia de otras, esta variante se propaga más fácil y que podría causar más infecciones.

Publicación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que la variante delta es más infecciosa, pero asegura que todas las vacunas avaladas contra la COVID-19 protegen contra la mutación del virus. 

“Las vacunas siguen siendo efectivas contra las variantes, específicamente contra la variante delta”, fueron las palabras de la asesora regional de Inmunización de la OPS, Martha Velandia, durante una charla realizada en agosto.

Velandia dijo que  los estudios que se realizaron hasta el momento, confirman que “las vacunas son efectivas contra las variantes”.

2. El virus que causa la COVID-19 sí fue aislado 

Diferentes países lograron aislar el virus, Colombia lo hizo el 7 de abril de 2020 y se puso a investigar  medicamentos para inhibir el patógeno.

Argentina lo realizó el 21 de abril de la misma gestión y también logró captar la primera imagen de la COVID-19 que circula en ese país. Perú aisló 38 muestras del virus el 21 de octubre del 2020 donde científicos de ese país aseguraron que estas se pueden ver con un microscopio electrónico.

Fotografía de la Covid-19 que circula en Argentina. Fuente: Ministerio de Salud de Argentina.

En un chequeo anterior, Bolivia Verifica indicó que hasta el 8 de junio de 2021 se secuenciaron 546.461 aislamientos virales, gracias a este trabajo, se pudo conocer las mutaciones que experimenta el virus.

3. El grafeno no es un componente que forme parte de las vacunas contra la COVID-19

El grafeno es el material natural más resistente y flexible que se conoce hasta el momento. Este material es conductor del calor y la electricidad, mismo que es empleado en la robótica o en la industria para elaborar distintos productos como chalecos antibalas, zapatillas u otros.

Sin embargo, no es parte de las fórmulas de las vacunas de SinovacSinopharm, PfizerModerna, AstraZeneca, Janssen, ni Sputnik V. Si desea saber más sobre los componentes de los inmunizantes haga clic aquí.

4. Las vacunas no son experimentales ni matan a las personas

La OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) explican que todas las vacunas fueron rigurosamente probadas antes de avalar su distribución a nivel mundial.

Las vacunas contra el coronavirus no contienen veneno, parásitos, ni son parte de un plan de bioterrorismo. Todo lo contrario, las personas inmunizadas tienen menos posibilidades de sufrir cuadros graves de la enfermedad, de llegar al hospital y de fallecer.

5. La prueba PCR no es una vacuna

Este tipo de pruebas consiste en introducir un hisopo al fondo de la garganta y de las fosas nasales de las personas para tomar muestras, analizarlas y saber si tienen COVID-19.

Dicho procedimiento puede ocasionar ligeras molestias, pero no causa ningún tipo de daños al conducto nasal, a la glándula pineal, ni al cerebro. Estas pruebas tampoco se consideran un inmunizante ni una forma de prevenir la COVID-19.

La OMS indica en su guía que las pruebas PCR escanean el ARN (ácido ribonucleico) de una muestra -como una muestra nasal por ejemplo- y buscan el ARN del virus. El ARN es una molécula que copia la información genética.

La prueba PCR analiza la muestra amplificando un segmento del material genético del virus en una serie de ciclos. Una muestra con una mayor carga vírica, es decir, con más virus, necesitará menos ciclos para detectar el nuevo coronavirus. Una carga vírica menor será detectada con más ciclos. 

El licenciado en Enfermería que apoya las campañas de vacunación contra la COVID-19 en Santa Cruz, Luis Villca, contó a Bolivia Verifica que las pruebas PCR son realizadas dos veces al mes a los trabajadores de salud, sin que se haya registrado algún problema con la misma.

6. Los hisopos para realizar las pruebas no llevan grafeno en la punta

Villca explicó a Bolivia Verifica que los hisopos que utilizan para realizar las pruebas están recubiertos de algodón en las puntas y que no tienen ningún componente químico.

“Para ese tipo de prueba solo usamos un hisopo o cotonete largo, las puntas están recubiertas de algodón y nada más, no echamos ningún tipo de químico o reactivo, eso irritaría esas zonas sensibles de las personas”, explicó el trabajador de salud.

El profesional en salud dijo que después uno de los extremos se introduce al fondo de la garganta, y otro al fondo de las fosas nasales, cuyas pruebas se almacenan en tubos de ensayo para mandarlos de ahí a un laboratorio.

El manual de pruebas diagnósticas para el SARS-CoV-2 de la OMS indica que en los hisopos que se emplean en las pruebas PCR no contienen químicos o elementos nocivos.

Este contenido es elaborado con la colaboración de la OPS/OMS Bolivia.

 

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS —> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica