Tres desinformaciones que dificultan la vacunación en Tarabuco – Bolivia Verifica
Tres desinformaciones que dificultan la vacunación en Tarabuco

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

Tres desinformaciones que dificultan la vacunación en Tarabuco

En el municipio chuquisaqueño circulan teorías sobre la supuesta esterilidad, la inserción de microchips u otras relacionadas con temas religiosos. Ninguno de estos bulos tiene respaldo científico  

“Si te vacunas quedarás estéril”, “al vacunarte te insertan microchips”, “si te vacunas vas a morir en dos a tres meses”. Estas son algunas afirmaciones desinformantes que circulan en el municipio de Tarabuco del departamento de Chuquisaca y que en gran medida, son responsables de que la vacunación en este municipio sea baja, según reveló a Bolivia Verifica el concejal Juan Zarate.

Esta región registró que solo el 15% de su población ha completado el esquema de vacunación.

Bolivia Verifica se contactó con el concejal para conversar sobre la situación y la autoridad indicó lo siguiente:

“Dicen que no hubo mucha información de los encargados de salud sobre qué consiste la COVID-19, ¿en qué consiste la vacunación? y ¿cómo debemos protegernos?, todo eso. Entonces por eso no quieren vacunarse y también hay otra información falsa que dice que la vacuna no es buena, que si uno la recibe puede vivir dos o tres meses más, otros dicen que no podrán tener hijos, todo dicen”, reveló.

“Por ello hay desconfianza en la gente. Por eso no quieren, y aparte los doctores llegan directamente al lugar sin haber informado con anterioridad y la gente queda un poco asustada o sorprendida”.

Al consultar al concejal cuáles son las desinformaciones más recurrentes en contra de la vacunación, respondió lo siguiente.

“La gente cree que le están insertando un microchip, así están hablando. Así también se habla en Tarabuco, por todo eso no hay confianza en los médicos y el personal salud ”.

Bolivia Verifica desmintió anteriormente esta desinformación (1, 2, 3, 4). Esta versión nació a raíz de una declaración del empresario estadounidense Bill Gates en la plataforma de Reddit que fue tergiversada.

Gates mencionó en marzo de 2020 que para mejorar el seguimiento de la transmisión del virus, “eventualmente tendrán algún tipo de certificados digitales para ver quién se ha recuperado o ha recibido una prueba recientemente, o cuando esté disponible una vacuna, saber quién la ha recibido”.

Agrupaciones que están en contra de la vacunación han utilizado esta frase para decir que se inserta un microchip por medio de la vacuna. Esta teoría fue desmentida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y diferentes expertos que explican que esta acción es improbable.

En las fichas técnicas de las vacunas no aparece algún posible elemento que pueda sugerir que las vacunas contengan microchips.

“Los microchips nunca se han usado en las vacunas y no son parte de las vacunas contra la COVID-19”, aclara la OPS, sobre este mito. 

 

Las teorías de la esterilidad y de la moneda

El concejal se refirió también a la creencia errada de que las vacunas causan infertilidad:

“Así hablan. Cuando se vacunan dicen que ya no pueden tener  ‘wawitas’, ya no vivirían más tiempo o también dicen que te están poniendo otra enfermedad, que cuando nos vacunamos la moneda se nos apega, muchas cosas”.

Sobre el tema de la esterilidad, Bolivia Verifica ya desmintió el dato (1, 2). No hay prueba científica que demuestre que las vacunas afecten de alguna forma los órganos reproductores. Además, nadie ha reportado hasta ahora algún caso de esterilidad relacionado a las vacunas.

La OMS indica que las fases de los ensayos clínicos de las vacunas que han recibido autorización para uso de emergencia han demostrado que recibir la inmunización “no afecta la fertilidad”, es más, algunas participantes en los estudios clínicos quedaron embarazadas durante los estudios.

“Ninguna vacuna de la que se sospeche que puede afectar la capacidad de una persona para concebir ha sido o será aprobada”, aclara la OPS.

El concejal Zarate mencionó también que existe otra desinformación que dificulta el proceso sanitario. Se trata del supuesto “magnetismo” en las personas vacunadas.

Las vacunas contra el coronavirus no poseen metales magnéticos o una cantidad de material suficiente que genere enfermedades.

Esta situación se puede comprobar al ver la composición de las vacunas AstrazenecaSputnikSinopharm y Pfizer, que son las distribuidas en el país, al igual que otras que se aplican en el mundo.

Dentro de las vacunas sí se encuentra aluminio, pero en una cantidad pequeña, según especifica en su portal oficial la OPS.

La OMS indica que “algunos de los componentes” que figuran en la etiqueta de las vacunas no son desconocidos, “pero muchos de ellos están presentes de forma natural en nuestro organismo, en nuestro entorno y en los alimentos que ingerimos”.

Por ejemplo, en el caso de los niños, reciben una cantidad 30 veces superior de aluminio en sus alimentos en comparación con la cantidad existente en las vacunas que reciben a lo largo de su vida.

Para desmitificar esta teoría, hicimos la prueba de magnetismo en diferentes puntos de vacunación de la ciudad de El Alto, constatando que esta teoría es falsa. Puedes ver el video a continuación.

El concejal de Tarabuco agrega que existe una fuerte “desconfianza” en las vacunas porque fueron realizadas en China, país en donde se identificó por primera vez este virus.
Sin embargo, solo dos tipos de vacunas contra la COVID-19 que son fabricadas en ese país están avaladas: Sinopharm y Sinovac. Ambas vacunas se encuentran dentro de la lista de uso de emergencias de la OMS, es decir, cuentan con el aval científico.

“Antes de incluir un producto en la lista se evalúan rigurosamente los datos de los ensayos clínicos de fase II tardía y de fase III, otros datos de importancia significativa sobre seguridad, eficacia y calidad y un plan de gestión de riesgos”, informa la OMS sobre las vacunas que están dentro de esta lista. 

“Sinopharm es una vacuna inactivada denominada vacuna contra el SARS-CoV-2. Su almacenamiento es muy sencillo, por lo que es muy adecuada para entornos de bajos recursos”, dice un informe de la OMS, sobre este inmunizante que sí es distribuido en Bolivia.

En Bolivia, además de la vacuna Sinopharm de fabricación en China, hay otros inmunizantes autorizados por el Ministerio de Salud que fueron distribuidos para cumplir con los planes de vacunación. Estas vacunas son: Pfizer y Jassen de J&J de Estados Unidos, AstraZeneca de Reino Unido y Sputnik V de Rusia.

Sobre los efectos adversos

“Dicen que pronto nos morimos con esa vacuna, pero del otro lado cuentan que nos está protegiendo”, señala el concejal tarabuqueño.

La relación de las vacunas con la muerte, viene desde diferentes espacios, incluso, de sectas religiosas. En ese marco hay quienes relacionaron a la inmunización con “la marca de la bestia”.

La inoculación sirve para que el riesgo de contagio y de desarrollar una enfermedad grave sea menor.

La OPS señala que las vacunas contra la COVID-19 autorizadas “han proporcionado información, a través de sus ensayos clínicos, sobre su eficacia para prevenir la enfermedad”.

Contrariamente a lo que refiere esta teoría, la OMS ha alertado que la cifra de muertes puede llegar a los 10 millones el próximo año, por lo que no vacunar al mundo “sería un fracaso”.   Estas declaraciones las dio el embajador de la OMS para Financiación Sanitaria Mundial y exprimer ministro británico Gordon Brown, en una conferencia de prensa realizada el pasado 21 de octubre.

Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos refiere que las personas que no se vacunaron, tienen 11 veces más probabilidades de morir de COVID-19.

De la existencia del coronavirus

Otra de las desinformaciones que circulan en el municipio de Tarabuco, se refiere a que el coronavirus “no existe”. Esta versión es falsa. 

El virus que provoca la COVID-19 mide entre 67, 70 y 110 nanómetros (nm, medida de longitud que equivale a la milmillonésima parte del metro). Existen diferentes fotografías del patógeno que fueron registradas con microscopios electrónicos y que prueban su existencia.

Hay estudios que publicaron imágenes microscópicas que muestran cómo es el virus que provoca la COVID-19. Una de estas imágenes fue registrada en 2020 cuando virólogos del  Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani de Roma en Italia aislaron el virus con el fin de desarrollar un tratamiento.

La vacunación en Tarabuco 

De acuerdo al registro de la Gobernación de Chuquisaca, el 15% de la población vacunable de Tarabuco recibió las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19 y el 18% tienen una sola dosis. Hasta este 27 de octubre, en dicho municipio se reportaron 36 casos positivos activos.

A nivel nacional, se comenzó a vacunar en octubre con la tercera dosis a las personas mayores de 18 años.

Este contenido es elaborado con la colaboración de la OPS/OMS Bolivia.

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica