Entrevistado en un canal argentino, Evo brindó tres datos falsos y uno engañoso – Bolivia Verifica
Entrevistado en un canal argentino, Evo brindó tres datos falsos y uno engañoso

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

DiscursoEngañosoFalso

Entrevistado en un canal argentino, Evo brindó tres datos falsos y uno engañoso

Compártelo por:

El 17 de noviembre de 2019 el programa M1, del canal argentino C5N, brindó espacio al expresidente de Bolivia Evo Morales. En esa oportunidad, Morales habló sobre diferentes temas que sucedieron durante su gobierno y mmmm  su renuncia. Bolivia Verifica identificó cuatro frases para revisar y obtuvo los siguientes resultados:

1. «En nuestra gestión no hubo fraude y ganamos en la primera vuelta» – Falso

Evo Morales afirmó que en las Elecciones Generales, llevadas a cabo el 20 de octubre de 2019, no hubo fraude.  «En nuestra gestión no hubo fraude y ganamos en la primera vuelta».

Sin embargo, tras las protestas que suscitaron a partir del 21 de octubre, el Gobierno de Morales solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) realizar una auditoría al proceso electoral. En ese estudio hubo hallazgos relacionados a acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado, irregularidades graves, errores e indicios. A continuación puede leer el informe en el que se detallan las irregularidades en el proceso electoral boliviano:

INFORME OEA

En contacto con Bolivia Verifica, el analista Mario Galindo indicó que la insistencia de Morales en negar el fraude es un tema repetitivo, pese a que existe un informe por parte de la OEA que señala los hallazgos.

«Él mismo se está equivocando al insistir que no hubo fraude. Podría argumentar que ha sido iniciativa de sus compañeros que quieren llamar a la releeción. No solamente está el informe de la OEA, están los análisis que hicieron en su momento, entre eso contratador por el Tribunal Supremo Electoral», manifestó Galindo.

2. «Entre la OEA y la Cancillería era el informe oficial el día 13 (de noviembre), miércoles, pero adelanta» – Falso

El exmandatario también volvió a mencionar que la OEA debería entregar en cierta fecha el informe y no así adelantar una observación previa. «Domingo en la madrugada la OEA comunica ya tienen un informe preliminar, cuando de acuerdo entre la OEA y la Cancillería era el informe oficial el día 13 (de noviembre), miércoles, pero adelanta”. 

Sin embargo, en el documento «ACUERDOS RELATIVOS AL ANÁLISIS DE INTEGRIDAD ELECTORAL DE LASELECCIONES Y DE PRIVILEGIOS E INMUNIDADES DE LOS EXPERTOS» no se menciona el plazo del 13 de noviembre. El equipo de auditores llegó a Bolivia el 31 de octubre y en una nota de prensa difundida por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, se menciona que el trabajo de campo durará 12 días, pero no se afirma que inmediatamente será conocido el informe final, tal como planteó Morales.

Sobre este tema, puede leer la nota: «Exvicepresidente emite dos criterios falsos sobre auditoría de la OEA».

«Lo que hizo la OEA al entregar ese informe preliminar fue justamente con la finalidad de evitar que haya más derramamiento de sangra y enfrentamiento. Está claro que la OEA tenía la intención de pacificar y no de provocar un golpe de Estado. Es irrelevante a estas alturas», puntualizó Galindo al respecto.

3. «Quiero que sepa, hasta ese momento (de mi renuncia) cero de muertos a bala» – Falso

Morales indicó, como ya lo había hecho el 16 de noviembre de 2019 en una entrevista con la BBC, que durante los conflictos post electorales, mientras él era presidente, no hubo muertos a bala. «Quiero que sepa, hasta ese momento (de mi renuncia) cero de muertos a bala. Para mí, el derecho a la vida está encima de cualquier derecho. No puede haber muertos y al día siguiente, después de la renuncia, en 10 días, 33 muertos, hasta ahora 36 muertos. Los heridos siguen muriendo, más de 400 de bala. Quería evitar eso”. 

Sobre esta situación, Bolivia Verifica publicó la lista de heridos y fallecidos que hubo antes de  la renuncia de Evo Morales y después del 10 de noviembre, fecha de su dimisión al cargo. Antes de que renunciara se registraron, en Montero, los fallecimientos de Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas, ambos por impacto de proyectiles.

Sumado a ello, el exvicepresidente Álvaro García Linera, en una entrevista publicada el 9 de diciembre en El Deber, brindó números engañosos sobre las personas afectadas en los conflictos suscitados luego de las elecciones del 20 de octubre.

Ante ello, Galindo señaló que sí hubo muertos antes de la renuncia de Evo Morales y que el discurso es falso. «Esas personas fueron asesinadas, han sido replegadas. ¿Cómo puede explicarse la muerte por balas en la espalda, en los riñones? No fue la policía, ni de los militares, fue alguien del mismo grupo que estaba en ese momento hostigando a la Policía y a las FF. AA.».

4. «De 1825 hasta 2005 ¿cuánto era el PIB?: 9 mil millones de dólares» – Engañoso

Como ya lo había hecho en agosto de este año, la exautoridad volvió a relacionar el Producto Interno Bruto (PIB) del período 2005 hasta la actualidad con  el período 1825 – 2005. Sin embargo, no es posible comparar datos del PIB desde 1825 hasta 2005 porque esos indicadores recién fueron concebidos desde la segunda mitad del Siglo XX en el país.

Simon Kuznets, economista estadounidense, es reconocido como precursor del concepto del PIB. En la década de 1930, época de la gran depresión en Estados Unidos, Kuznets buscó la forma de medir la economía en su conjunto para ayudar a salir a su país de la crisis en que estaba sumido. El objetivo de Kuznets fue medir “lo que verdaderamente traía bienestar”.

En plena Segunda Guerra Mundial,  por influencia del economista inglés Jhon Maynard Keynes, el concepto de PIB se enfocó más a “cuánto puede producir la economía y cuál es el mínimo indispensable que la gente necesita consumir, para saber cuánto sobra para financiar la guerra”.

Sobre este punto, Mario Galindo, analiza los datos basándose en el libro «Proceso de cambio, realidad o mentira» del autor José Luis Roca, donde señala que el Gobierno de Morales contabiliza el PIB en «precios corrientes», es decir, que no se toma en cuenta los datos de inflación y otros factores.

«No ha subido de 9.000 a 41.000 (millones de dólares), sino ha subido de 8.000 a 14 mil millones de dólares en precios reales, que esa es la forma correcta de medir el PIB. Lo que llama la atención es que haya subido tan poco con semejantes volúmenes que ha recibido por la exportación de gas y la subida del pecio de minerales», explicó a Bolivia Verifica.

Comment here