Exvicepresidente emite dos criterios falsos sobre auditoría de la OEA – Bolivia Verifica
Exvicepresidente emite dos criterios falsos sobre auditoría de la OEA

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

DiscursoFalso

Exvicepresidente emite dos criterios falsos sobre auditoría de la OEA

Compártelo por:

En una entrevista concedida por Álvaro García Linera al periódico El Deber, el exvicepresidente se refirió a la auditoria realizada por la Organización de Estados Americanos al proceso electoral boliviano en los siguientes términos:

ED:  «Según analistas, desconocer el 21-F y después el fraude provocaron el malestar social. ¿Cómo se explica esto?».

AG: «¿Qué fraude, compañero?».

ED: «El que determinó la OEA».

AG: «Es un documento que debía haberse entregado el 14 de noviembre y lo entregan el 4 de diciembre. ¿Cuál es el sustento de sus irregularidades? Es el 0,2% de las actas del país; 78 actas donde Evo tiene una votación mayor del promedio, ese es el sustento real».

ED: «Es el resultado de una auditoría solicitada por el MAS».

AG:»Haber pedido la auditoría fue lo correcto, pero un error haber confiado en un organismo que iba a tener una acción política y no una acción técnica. Sin duda ha sido un error confiar en la OEA con un secretario general que luego de difundir el informe final se pone a despotricar y hablar de fraude».

Al respecto, Bolivia Verifica hizo el siguiente análisis:

  1. García Linera sostiene que el informe debió ser entregado el 14 de noviembre. Sin embargo, en el documento «ACUERDOS RELATIVOS AL ANÁLISIS DE INTEGRIDAD ELECTORAL DE LAS ELECCIONES Y DE PRIVILEGIOS E INMUNIDADES DE LOS EXPERTOS» no se menciona el plazo del 14 de noviembre. El equipo de auditores llegó a Bolivia el 31 de octubre y una nota de prensa difundida por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, menciona que el trabajo de campo durará 12 días, pero no señala que inmediatamente será conocido el informe final.
  2. García Linera sostiene que el único «sustento real» de la auditoria de la OEA es el 0,2% real donde «Evo Morales tiene votación mayor de promedio».  Sin embargo, el Informe Final – Análisis de Integridad Electoral. Elecciones Generales en el Estado Plurinacional de Bolivia, menciona que el guarismo mencionado por el exvicepresidente solo hace referencia a un muestreo de actas que fueron analizadas por el equipo de auditores.

El informe, que tiene 95 páginas de extensión, menciona 12 hallazgos relacionados a manipulación dolosa de los resultados de la votación del 20 de octubre. De estos doce indicios, uno se refiere a la paralización del TREP, nueve a la existencia de servidores no declarados e irregularidades en la transmisión de datos, seguridad informática y cómputo electoral, uno a irregularidades en el llenado de 226 actas y un último apunte versa sobre la quema de varias actas. Todas estas observaciones están diferenciadas en el documento mediante un código de colores (páginas 3 y 4).

También menciona siete equivocaciones en el proceso electoral (pág. 6), 12 irregularidades graves en materia informática (pág. 5 -6) , y dos indicios de alteración de resultados basados en análisis estadísticos de las proyecciones electorales (pág. 7).

A continuación, transcribimos algunos párrafos relevantes del informe emitido por la OEA

  • “Los sistemas de transmisión de resultados electorales preliminares y de cómputo definitivo estuvieron viciados. 2. Existieron irregularidades y falsificaciones en el llenado de actas electorales. 3. La deficiente cadena de custodia no garantizó que el material electoral no haya sido manipulado y/o reemplazado. 4. Las actas del cómputo no son confiables. No obstante, del análisis detallado se destaca que las actas ingresadas en el último 4.4% tienen un número llamativo de observaciones. 5. Tendencia mostrada en el último 5% del conteo es altamente improbable”, página 13.
  • “Se planificó una manipulación de la infraestructura, llevando el flujo del TREP hacia servidores externos, burlando el control de la empresa auditora contratada por el TSE“, página 20.
  • “Resulta inusual un cambio de semejante magnitud durante el desarrollo de un proceso electoral (en ese momento se encontraban en funcionamiento el sistema TREP Y Cómputo Oficial). Tampoco hay explicación técnica válida de por qué no se utilizaron los servidores perimetrales controlados por la empresa auditora. Esto resulta extremadamente grave y afecta a la transparencia del proceso. Nadie pudo dar explicaciones sobre las razones por las cuales se evadieron los controles de la empresa auditora y se redirigió el tráfico hacia una red que estaba fuera del dominio, administración, control y monitoreo del personal del TSE», página 29.
  • “Resulta inaceptable que se incluyan los inhabilitados en la base de datos. Es llamativo que se entregue de esa forma a la empresa y además tengan un número de mesa asignado. No se deben incluir los Análisis de Integridad Electoral Estado Plurinacional de Bolivia 51 inhabilitados en un proceso electoral. Una vez más se evidencia la falta de una estrategia de testing aceptable“, páginas 50 y 51.
  • “Se ha mencionado en forma recurrente el rol desempeñado por un “asesor” de la sala plena del TSE, profesional informático que no fue presentado al equipo de auditores de la OEA pero que habría tenido un rol importante durante la interrupción del TREP y acontecimientos relacionados, y que podría esclarecer los motivos por los cuales se derivó el flujo de datos del SERECI hacia una red externa a la del TREP y Cómputo Oficial (evadiendo los servidores perimetrales de la empresa auditoria), aspecto no incluido en los informes entregados al equipo auditor de la OEA al comienzo de la auditoría», página 52.
  • “Al revisar la casilla en el acta para el registro del total de electoras/es habilitadas/os que emitieron su voto (valor proveniente de lista índice), se observó un total de 3,022 actas que presentaron diferencias con relación a la sumatoria de los votos de partidos más los votos en blanco más los votos nulos, cuyo resultado debe coincidir», página 84.
  • “Adicionalmente, dada la tendencia dominante del MAS en Argentina, los auditores prestaron mayor atención a estas actas. Los auditores registraron al menos 37 actas de Argentina que presentaban inconsistencias con el número de ciudadanos que sufragaron.49 Es decir, las actas reflejaban un número distinto de votos que el total de votantes en las listas índice», página 84.

El analista político Carlos Cordero, indicó a Bolivia Verifica que existe una contradicción con las declaraciones que ahora hace el exvicepresidente a comparación de los hechos que ellos mismos solicitaron y ahora no admiten los resultados de la auditoría.

«El informe de la OEA fue hecho a solicitud del propio gobierno, lo suscribió el canciller Pari y ellos dijeron y esperaban que tanto Evo Morales como el gobierno, confiaban en lo que iba a decir el informe. Como el informe es desfavorable, Evo Morales y Álvaro García Linera cuestionan a quien elabora el informe, cuestionan a quien ellos han traído al país para que hagan un informe sobre el tema del fraude. Ahora que ellos no lo admitan es parte de su estrategia electoral, mostrarse como víctimas de un golpe de estado inexistente».

Comment here