Andreas Kalcker difunde video desinformando sobre el uso de barbijo – Bolivia Verifica
Andreas Kalcker difunde video desinformando sobre el uso de barbijo

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

Andreas Kalcker difunde video desinformando sobre el uso de barbijo

Las mascarillas no solo reducen el riesgo de contagio de la COVID-19, también previenen de otros patógenos e históricamente se demuestra que ayudaron a controlar una epidemia entre 1910 y 1911

Captura del video y mensaje que circulan en Telegram.

El mayor promotor del dióxido de cloro, Andreas Kalcker, asegura que el barbijo es una forma de “esclavitud humana” y que es “perjudicial” porque incrementa el dióxido de carbono en los pulmones. Las palabras de Kalcker se difunden bajo un mensaje que asegura que las mascarillas no protegen “nada”. Estos datos son falsos.

Las palabras de Kalcker circulan mediante un video que se difunde en redes sociales:

“El tapabocas es una forma más de esclavitud y además es perjudicial porque incrementa el CO2 (dióxido de carbono) en el pulmón. (…) esto se está utilizando para esclavizar a la humanidad, en años anteriores en la edad media los esclavos llevaban tapabocas para no discutir con el dueño, de eso se trata”.

Además del audiovisual se incluye este mensaje:

“El tapabocas se usaba en la edad media como método de sumisión y simbología de esclavitud, es totalmente perjudicial y no protege nada”.

Este contenido circula en un canal de Telegram de La Paz que también tiene alcance nacional, hasta el 19 de octubre de 2021 obtuvo más de 20.400 vistas. El video también se comparte en WhatsApp en grupos de Oruro, Potosí y Tarija. 

Sobre el uso de barbijos

La Organización Mundial de la Salud indica que su uso no es perjudicial y que junto a las medidas de bioseguridad ayudan a prevenir contagios del coronavirus.

En anteriores chequeos Bolivia Verifica aclaró que los barbijos no obstruyen las fosas nasales ni causan falta de oxígeno en la sangre, por lo tanto, tampoco ocasionan enfermedades por falta de aire como la hipoxia e hipercapnia.

Las mascarillas tampoco producen cáncer u otros males.

“Las mascarillas deben utilizarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas”; indica la OMS en su  sitio oficial.

La docente de la Carrera de Medicina de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Elizabeth Choquehuanca, explicó a Bolivia Verifica que las personas enfermas y los asintomáticos pueden contagiar la COVID-19, y que por tal motivo, usar barbijo es importante para cuidar la salud.

Además, este implemento de bioseguridad, no solo ayuda a prevenir el coronavirus, sino otras enfermedades de transmisión viral. 

“Recomiendo siempre a mis estudiantes usar barbijo, ellos serán doctores y tienen que saber que el uso de la mascarilla en hospitales es obligatorio para evitar contagiarse o contagiar cualquier enfermedad mientras se atiende a la gente”, expresó.

El uso de las mascarillas en la historia

Durante el siglo XVII se desató en Europa la peste negra, un mal capaz de causar hinchazón doloroso en los nodos linfáticos del abdomen, el tórax, la ingle, las axilas y el cuello, también ocasionaba que la piel se ponga de color negro y otros síntomas graves.

En ese entonces, se creía que el mal se contagiaba a través del aire envenenado y que aromas dulces de algunas hierbas podían proteger a la gente.

Por ese motivo, los médicos comenzaron a usar un abrigo cubierto de cera aromática, sombrero, lentes gruesos y una curiosa máscara que tenía forma de pico de ave, la misma media unos 15 centímetros de largo, y era en ese espacio donde se colocaban hierbas, perfumes e inciensos para aparentemente purificar el aire inhalado.

Se puede decir que en esta época se comenzaron a usar las primeras máscaras para protegerse de enfermedades, según indica una investigación de la revista National Geographic.

Médico del siglo XVII, en una imagen difundida por la National Geographic, fuente Artefact Alamy.

Entre 1910 y 1911 la peste de Manchuria que era una enfermedad neumónica, comenzó a azotar China enfermando y matando a miles de personas.

El doctor Wu Lien-teh realizó autopsias a los fallecidos y comprobó que la enfermedad se podía propagar por el aire, fue entonces que se le ocurrió crear una mascarilla de tela para protegerse.

En ese entonces, también empleó la fumigación de ambientes, el aislamiento de los infectados y el distanciamiento social en los centros médicos.

La peste de Manchuria se había convertido en una epidemia que Lien-teh pudo controlar en tres meses. También descubrió que el origen del mal se debía a la marmota, animales que transmitieron la enfermedad a sus cazadores.

La mascarilla de tela que creó Lien-teh fue la precursora de los barbijos N95 que se utilizan en los hospitales, así señala un reportaje de la BBC.

Wu Lien-teh usando la máscara de tela que inventó, fuente: Freemalaysiatoday.com.

 

 

La evidencia descrita señala que los barbijos protegen no solo del virus que ocasiona la COVID-19, también de otros patógenos que provocan distintas enfermedades. Las pruebas históricas demuestran que las afirmaciones de Kalcker son erradas. 

Si desea saber cómo usar de manera correcta el barbijo vea el siguiente video.

@boliviaverificaSeis claves para usar bien el barbijo♬ sonido original – Bolivia Verifica

¿Quién es Andreas Kalcker?

Es un alemán radicado en Suiza que se presenta como “investigador en biofísica y terapias alternativas”, promueve el consumo de dióxido de cloro como supuesto remedio para curar y prevenir enfermedades.

Una investigación de la verificadora Chequeado de Argentina constató que su título fue “acreditado” como “Doctor de Filosofía en Medicina Alternativa y Biofísica Natural” por la Open University of Advanced Sciences, una universidad naturista acusada de vender títulos por internet -con domicilio en Barcelona y con domicilio fiscal en Miami, Estados Unidos- que se desliga en su página web de Kalcker y aclara que tampoco aboga por el uso médico o terapéutico del dióxido de cloro.

Kalcker fue detenido en 2012 por la Guardia Civil española por un supuesto delito contra la salud pública, mientras impartía en Ibiza otra de sus charlas para promocionar y vender el MMS.

La Justicia de Argentina en enero de 2021 abrió una investigación penal en contra de Kalcker y de otras cuatro personas que vendían el dióxido de cloro para tratar el coronavirus en ese país.

“Andreas Ludwig Kalcker está señalado como responsable de difundir el consumo de esta sustancia bajo el nombre de ‘suplemento mineral milagroso’, considerada peligrosa para la salud por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), como antídoto contra la COVID-19”, indica el sitio oficial de la Fiscalía Argentina.

  • Este contenido es elaborado con la colaboración de la OPS/OMS Bolivia.

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS —> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica