Tres datos falsos en una cadena de WhatsApp sobre las elecciones – Bolivia Verifica
Tres datos falsos en una cadena de WhatsApp sobre las elecciones

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

EleccionesFalso

Tres datos falsos en una cadena de WhatsApp sobre las elecciones

Compártelo por:

Ni servidor en Argentina, ni boca de urna, ni veedores encubiertos. Tres datos falsos en una cadena desinformativa que circula por WhatsApp.

“Fue una emboscada no hubo voto universal”, inicia diciendo el texto de la cadena de WhatsApp que se comparte por diversos grupos. Si bien el contenido es en gran parte una opinión sin sustento, hay tres datos que indiscutiblemente son verificables y son falsos:

El servidor no fue instalado desde Argentina ni operado desde allí

Desde Bolivia Verifica desmentimos esa desinformación revisando el hosting de la página del TSE y del subdominio computo.oep.org.bo. La IP de la página en la web se encuentra alojada en un clouflare, una plataforma que actúa como “guardián de contenidos” en el infinito almacén que es la “nube” de internet.

Los servidores del órgano electoral están en un “data center” para proteger la información evitando que pueda ser manipulada o hackeada.

La idea de que el servidor se encuentra en Argentina surge a raíz de una captura de pantalla mal interpretada por el desconocimiento en informática. Se compartió pues, una foto donde se observa el tracert, es decir la ruta ida y vuelta que se genera y varía según la circulación de información por internet. Así como apareció Argentina, también apareció Alemania, sin que eso signifique manipulación desde el exterior. Puedes leer más al respecto del tema haciendo click aquí.

CiesMori no presentó boca de urna

La cadena explica que la encuestadora CiesMori dio por ganador al Movimiento al Socialismo cuando el cómputo apenas estaba por el 20%, basada en una encuesta en “boca de urna”.

Aunque CIESMORI intentó hacer boca de urna no logró obtener la suficiente cantidad de datos para presentar el estudio. El director de la empresa, José Luis Galvez, explicó en la Red Unitel, el mismo día de los comicios que aunque hicieron la encuesta para conocer boca de urna, no consiguieron los datos.

«Ha habido una “no respuesta” muy alta, superior a la de otros procesos en la que las personas nos han contestado que el voto es secreto», explicó el directivo.

La encuestadora, por tanto, optó por presentar un conteo rápido que, en vez de buscar datos en los electores, se basó en acudir a cifras de las actas oficiales, por lo que su margen de error es menor. Puedes leer sobre las diferencias que existen entre los métodos de las encuestadoras haciendo click aquí.

Los veedores no fueron agentes camuflados

El proceso electoral boliviano estuvo bajo la mirada de varios observadores que acompañaron desde la etapa previa hasta la conclusión del cómputo. Las cuatro principales misiones del exterior fueron la Unión Europea (UE), el Centro Carter la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Contrario a lo que señala la cadena, que indica que “los organismos internacionales de izquierda fueron los asesores y posiblemente financiadores” y que “llegaron camuflados de veedores”, las delegaciones estuvieron conformadas por técnicos especialistas en procesos electorales quienes el año pasado denunciaron “falta de integridad” en los comicios de 2019.