No es lo mismo hablar de conteo rápido, conteo oficial y boca de urna – Bolivia Verifica
No es lo mismo hablar de conteo rápido, conteo oficial y boca de urna

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

SinDuda

No es lo mismo hablar de conteo rápido, conteo oficial y boca de urna

Compártelo por:

Los debates en las redes sociales no suelen diferenciar entre estos métodos, pese a que existen diferencias metodológicas

Las empresas de estudio de opinión presentaron el pasado domingo los resultados del conteo rápido.

La ansiedad e impaciencia se apropian de las redes sociales respecto a los resultados de las elecciones generales 2020 que todavía no los oficializó el Tribunal Supremo Electoral (TSE), aunque sí se debaten los datos presentados por las empresas encuestadoras de conteo rápido ¿Qué diferencia hay entre uno y otro? Acá te lo explicamos.

“Boca de urna”, “conteo rápido” y “conteo oficial”, eran términos compuestos que se entremezclaban en el debate en la semana, predominando la confusión.

Estos términos nos develan metodologías diferentes para obtener una muestra representativa de los resultados.

Bolivia Verifica consultó  con el TSE y una de las empresas de estudio de opinión autorizadas para hacer encuestas en el proceso electoral para conocer las principales diferencias entre estos sistemas.

Boca de urna

Este estudio es realizado el día de la elección y se basa en la respuesta de los electores a los encuestadores.

“Consiste en preguntar sobre el voto realizado a una muestra de electores luego que estos han sufragado”, es la explicación del manual de Ciesmori remitido a la redacción de Bolivia Verifica.

El nivel de muestra es grande, pero hay un margen importante de error, pues el encuestado puede mentir al declarar por qué candidato votó.

La normativa nacional indica que debe  tenerse el 95% de la muestra registrada en recuento de escrutinio, condición que las empresas de estudio de opinión no pudieron cumplir.

“Ha habido una no respuesta muy alta, superior a la de otros procesos en que las personas nos han contestado que el voto es secreto y que la única forma de aplicar el método para despejar esto, es con el recuento de escrutinio”, explicó el director de Ciesmori, José Luis Galvez en la transmisión del domingo 18 de octubre en Unitel.

Para el consultor político, Gonzalo Ávila Sánchez, si el estudio a boca de urna está “metódicamente bien hecho”, no tendría que tenerse mayor variación del resultado oficial.

Conteo rápido

El recuento de escrutinio o conteo rápido “consiste en obtener los resultados finales de las mesas de votación de la misma muestra de electores consultados en la encuesta en boca de urna”, explica la empresa Ciesmori.

El nivel de muestra es amplio y se da a nivel nacional, brindando información recogida del acta electoral publicada al final del escrutinio en cada recinto electoral.

Se toman en cuenta los resultados tomados de las actas, antes de que estas sean trasladadas a los tribunales electorales departamentales.

El margen de error es más pequeño, pues se basa en resultados oficiales.

La muestra presentada el pasado domingo, tanto por Ciesmori como por la iniciativa “Tu Voto Cuenta”, en las principales cadenas de televisión, fueron por este método de conteo rápido, por eso se estima que no exista una mayor diferencia con el resultado oficial.

“Se espera eventualmente una diferencia de alrededor de +/-1 % al 95% de confiabilidad en los estimadores para cada partido o agrupación en comparación con los resultados oficiales a nivel nacional”, explica Ciesmori sobre el margen de error.

Conteo oficial

El cómputo oficial de votos está a cargo del TSE y de los tribunales departamentales, mismo que debe cumplir con once pasos establecidos.

En resumen, las actas recolectadas de los diferentes recintos electorales son trasladadas por notarios  a los tribunales departamentales.

Ya en los tribunales departamentales, los resultados de las actas son introducidos al sistema de cómputo por un grupo de operadores que realizan la primera transcripción.

“Finalizada la primera transcripción, el sistema distribuye de manera aleatoria las actas a otro grupo de operadores  que realiza una segunda transcripción de los resultados del acta digitalizada”, indica el manual del TSE.

Estos resultados pasan por un control de calidad para verificar que fue realizada la introducción correcta de datos, haciendo una comparación entre las dos transcripciones. Además, la sala plena revisa las actas físicas y compara estos resultados con las que ya fueron digitalizadas.

Los resultados de las actas aprobadas se publican en el portal web de resultados oficiales:  https://computo.oep.org.bo/.

Los resultados publicados son considerados “preliminares” hasta la emisión del acta de cómputo nacional y posterior proclamación de datos oficiales por el TSE.

Todo este proceso de verificación, demanda más tiempo, y por eso la demora en la presentación de los resultados oficiales definitivos.