¿Qué sucede en Cuba y por qué cada vez las protestas son más reprimidas? – Bolivia Verifica
¿Qué sucede en Cuba y por qué cada vez las protestas son más reprimidas?

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Explicador

¿Qué sucede en Cuba y por qué cada vez las protestas son más reprimidas?

En esta nota, la periodista cubana, Jessica Domínguez, nos cuenta bajo qué condiciones se han dado las últimas protestas y por qué cada vez son más censuradas

En esta ocasión, hablamos con Jessica Domínguez, periodista del medio cubano “El Toque”. En esta amplia entrevista, Jessica nos cuenta cómo han ido surgiendo las protestas en Cuba y por qué la última marcha convocada por la organización “Archipiélago” para el 15 de noviembre que tenía como fin pedir la libertad de presos políticos y denunciar el régimen arbitrario del gobierno, no sucedió.

Entre algunas causantes nos menciona que el temor ha sido instaurado en la ciudadanía a través de diversas medidas adoptadas por el Gobierno. Desde procesos judiciales, “actos de repudio”, desapariciones por días, despidos, entre otros.

Así también nos habla sobre la reciente salida del líder de Archipiélago, Yunior García. El activista llegó de manera sorpresiva a España, sin conocimiento de su colectivo, esto podría generar algunas desarticulaciones en el movimiento que promovió ¿Qué está pasando ahora en Cuba y qué se espera en los próximos meses? Escucha a continuación el testimonio de Jessica.

¿Qué sucedió en Cuba el pasado 15 de noviembre?

“Mi casa está bloqueada”, decía el cartel que sacó desde la ventana de su hogar, Yunior García, el principal impulsor de “Archipiélago”, la organización que convocó la marcha pacífica del 15 de noviembre para denunciar el régimen autoritario en Cuba. Yunior mostró el mensaje a pocas horas de comenzar la manifestación. El activista había decidido realizar una “marcha solitaria” previa con una rosa blanca hasta el Malecón, pero cuando despertó encontró su casa rodeada de civiles y policías. A través de una transmisión en vivo desde su cuenta personal de Facebook, el dramaturgo y activista explicó que no pudo salir de su hogar y que incluso, personas lo habían repudiado en la misma puerta.

 

Lo cierto es que Yunior no fue el único que se encontró con un cerco antes de que la protesta empiece. Varios activistas amanecieron con sus casas cercadas, impedidos de participar en la marcha convocada. Este y otros factores, ocasionaron que la protesta sea prácticamente nula. Además, el miedo a una posible detención fue determinante para que muchos cubanos no decidieran alzar la voz en las calles. Aún con las escasas protestas, se registraron detenciones.

¿Qué paso antes del 15N?

Lo que sucedió en días anteriores a la marcha pacífica convocada para el 15 de noviembre, determinaron en gran medida lo que sucedió ese día.

Desde la Fiscalía General, el 21 de octubre, emitieron un comunicado para advertir sobre los delitos a los que podrían incurrir los ciudadanos que participen de la marcha. “Teniendo en cuenta la intención expresada públicamente por los promoventes de mantener la convocatoria, la Fiscalía General de la República, este jueves 21 de octubre, inició el apercibimiento a varios ciudadanos que, de incumplir la decisión de las referidas autoridades, incurrirían en los delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir u otros previstos y sancionados en la legislación penal vigente”.

 

Seguidamente, el 28 de octubre en un discurso público, el Presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, advirtió que cualquier protesta que discrepe con el régimen socialista, dejaría de ser pacífica. El primer mandatario dijo:

“Una manifestación deja de ser pacífica en el momento en el que los participantes acudan a ella con la intención de alterar la normalidad de la vida comunitaria y la paz social con la pretensión de subvertir el orden institucional y posicionarse como discrepancia al socialismo y más aún con un guión conectado a los intereses políticos de un gobierno extranjero que mantiene hace 6 décadas una guerra económica contra nuestro país”.

 

A partir de este discurso, desde el gobierno nacional, se dio lugar a diversas medidas para activar controles policiales y militares que generaron miedo en la ciudadanía.

Paralelamente, la censura a la prensa continúa siendo expresa en la región. Al respecto la periodista, Mónica Baró manifestó en entrevista a la cadena internacional Deutshe Welle: “No solo les limita el acceso a fuentes de información, dificulta la protección de esas fuentes, o los deja desprotegidos ante una agresión (…) Puedes ser procesado, puedes ir a prisión por hacer periodismo”. Lamenta: “Ser periodista en Cuba, es casi una cruz”.

A esto se suma, que de alguna manera ciudadanos afines al gobierno han sido instrumentalizados, protagonizando actos de repudio contra activistas en plena vía pública. Este fue el caso del activista Rafael Santos a quien repudiaron. Días después de este suceso, se desconoce de su paradero.

 

Así se marcó el panorama previo a la marcha: amenazas de cárcel, censura a la libertad de expresión, repudios públicos y una ciudad militarizada ¿Quién sale a protestar en estas condiciones?

Lo que pasó el 15N

Ante el antecedentes de las protestas del 11 de julio, donde miles de cubanos salieron a las calles a manifestarse en contra del gobierno y pedir la liberación de presos políticos, mismas que terminaron en detenciones y juicios, el gobierno cubano se blindó de diversas estrategias para evitar una protesta masiva.

El 15 de noviembre de 2021, La Habana amaneció con un fuerte contingente policial que impidió que activistas salgan a protestar. Algunos cercados en sus propios hogares, mientras que muchos de los que salieron a protestar, fueron detenidos. “Abajo la dictadura” se escucha entre gritos en videos en los que se muestra como varios ciudadanos fueron detenidos por la policía cubana. Esto se puede ver en el siguien reporte de Cubalex.

 

Cubalex es la institución que monitorea las denuncias que existen sobre desapariciones y realiza el acompañamiento respectivo a cada caso. Asimismo, brinda material para quienes participan de las protestas, incluyendo una guía en caso de ser interrogados por fuerzas de seguridad.

 Los reportes de desapariciones y repudios no paran de ser publicados en la página de Cubalex.

¿Qué pasó después del 15N con Yunior García?

La intensa jornada del 15N culminó con la salida sorpresiva del activista y gestor de Archipiélago, Yunior García. Quien unas horas antes recibió el repudio y fue cercado de su hogar, llegó a España y aseguró: “Me querían silenciar y la única manera de evitarlo era escapar”. En una conferencia de prensa en Madrid el pasado 18 de noviembre el líder activista denunció la serie de atropellos que recibió estando en Cuba.

“Cuba tiene que madurar porque en este caso ese matrimonio entre gobierno y pueblo se ha convertido en un matrimonio fallido donde el régimen se comporta como un marido abusivo con su propio pueblo al principio de la revolución había una frase dicha por el propio Fidel castro- que era la revolución no se va a devorar a sus hijos lamentablemente no fue así la revolución no sólo devoró a sus hijos ahora mismo está devorando a sus nietos”

¿En qué queda Cuba?

En Cuba, el ambiente continua tenso con denuncias de detenciones injustificado. El medio digital “El Toque” reflexiona sobre esto:

“Hay personas y grupos que no pueden ni quieren callar, escapar o aceptar el statu quo. Un reto de Archipiélago —y de las iniciativas que vendrán— será mantener y reconstruir el tejido y las narrativas sociales que confrontan ese orden excluyente de cuestiones”

Señalan además la necesidad de poner el foco en cualquier acciones interna o internacional de la sociedad civil cubana, tratándose de una causa humanitaria y transideológica. La periodista cubana, Jessica Dominguez señala que las protestas mostraron que es posible una articulación de las comundidades que denunciar el regimen arbitrario del gobierno y abogan por la libertad expresión. Sin embargo, apunta que es un desafio que estas continúen rearticulándose y teniendo una mayor escala social.

Cuba despertó en una serie de manifestaciones que difícilmente serán apagadas.

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica