No es verdad que durante la gripe española de 1918 murieron “solo los vacunados” – Bolivia Verifica
No es verdad que durante la gripe española de 1918 murieron “solo los vacunados”

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

No es verdad que durante la gripe española de 1918 murieron “solo los vacunados”

Compártelo por:

Esta desinformación se hizo viral en Bolivia y también circuló en otros países, acá te explicamos por qué esta versión es falsa. No hubo una vacuna contra esa enfermedad 

Cadena que circula a través de WhatsApp.

Una cadena que circula en diferentes grupos de WhatsApp asegura que la pandemia de influenza de 1918, conocida como la gripe española, fue “causada por las vacunas” y que en ese entonces, solo los inmunizados contra dicha enfermedad fallecieron. Este hecho se relaciona con la pandemia actual y con el coronavirus, pero los datos son falsos, acá te explicamos por qué.

“Revelación: Solo los vacunados murieron durante la gripe española de 1918. Una de las pandemias más conocidas de la historia reciente fue causada en realidad por las vacunas, al igual que la forma en que las vacunas COVID-19 de hoy están propagando cada vez más COVID-19”.

Ese es el texto que lleva la cadena, cuya versión también circula por canales de Telegram, donde llegó a visualizarse más de 5.200 veces.

Mensaje que circula en Telegram.

¿Qué se sabe de la gripe española?

Se dio durante 1918 y 1919, fue una pandemia de gripe causada por el virus H1N1 con genes de origen aviar. Al menos un tercio de la población mundial, unas 500 millones de personas se habrían infectado con él. La mortalidad del patógeno era alta en personas mayores de 65 años, en menores de 5 y entre jóvenes de 20 y 40 años, según recopila un documento de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Según este documento, este virus fue identificado por primera vez en personal militar de Estados Unidos durante la primavera de 1918. El virus mató alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo y con el fin de estudiarlo para estar preparados ante otra circunstancia similar, los CDC lo reconstruyeron bajo condiciones de seguridad.

Diferentes recopilaciones históricas refieren que el nombre asignado a la pandemia se debe a que la prensa española propagó con mayor énfasis la noticia de la enfermedad, debido a que otros países de Europa que estaban inmersos en la I Guerra Mundial, prefirieron no hacer eco de esta situación que los podía hacer ver vulnerables.  

Se puede constatar por diferentes recopilaciones históricas como la realizada por los CDC que no se tenía en el periodo de esta pandemia una vacuna, ni medicamentos específicos. En realidad, para controlar los contagios, se recurrió a la cuarentena, el aislamiento y la higiene constante. 

“Sin una vacuna para proteger contra la infección por influenza y sin antibióticos para tratar infecciones bacterianas secundarias que pueden estar asociadas por influenza, los esfuerzos de control en todo el mundo se limitaron a intervenciones no farmacéuticas como aislamiento, cuarentena, buena higiene personal, uso de desinfectantes y limitaciones de reuniones públicas que se aplicaron de manera desigual”, se lee en el sitio web de los CDC.

La vacuna contra la influenza fue creada en el año 1945, es decir, 27 años después de que se declarara la pandemia de la gripe española, lo que puede verse en una lista publicada por los CDC bajo el siguiente nombre:

Logros en salud pública, 1900-1999 Impacto de las vacunas recomendadas universalmente para los niños – Estados Unidos, 1990-1998”.

Lista de vacunas publicada por los CDC.

Basado en diferentes libros de historia sobre la pandemia de 1918, la Organización Panamericana de la Salud  (OPS) explica que distintos laboratorios trabajaban para crear una vacuna, pero que el virus de la gripe española desapareció antes de poder aislarlo.

“En 1918, los investigadores médicos carecían de recursos para identificar el origen de la gripe, con lo cual era imposible el hallazgo de vacunas. Además, debido a que la penicilina no se descubrió hasta 1928, los pacientes que superaban la gripe perecían más tarde debido a las infecciones secundarias, con neumonía bacteriana”, se lee en un artículo publicado por la OPS.

No existe evidencia que pruebe que durante la pandemia de la gripe española existían vacunas para combatir dicha enfermedad, por lo tanto, es falso que solo los vacunados hayan muerto o que el virus haya sido propagado por los inmunizantes como indica la cadena de WhatsApp que también se viraliza en Telegram.

La verificadora española Newtral también abordó el tema y aseguró que la teoría en cuestión circuló en otros países, misma que es falsa.

En un chequeo anterior, se pudo constatar que las vacunas contra el coronavirus que se distribuyen en la actualidad fueron probadas estrictamente, que no están en fase experimental, que son seguras y eficaces para combatir la COVID-19. A la vez, se aclaró que los inmunizantes no causan el coronavirus ni sus nuevas cepas.  

No, las vacunas no provocan las nuevas cepas de la COVID-19

 

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS —> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica