Lo que se sabe de la combinación Sputnik V-AstraZeneca

0
38
Compártelo por:

Algunos países como Argentina o México están usando AstraZeneca como dosis de refuerzo para inmunizados con Sputnik V, aunque no hay un estudio público que demuestre su seguridad

Marcelo Blanco / Periodista

El portal informativo Asuntos Centrales publicó el 6 de enero un banner donde se asegura que hay combinaciones de las vacunas contra la COVID-19 que se deben evitar, entre ellas la Sputnik V y AstraZeneca. La fuente fue el doctor Mario Paz Serrate de la Organización Mundial de Alergias (World Allergy Organization).

WAO es una organización paraguas internacional, cuyos miembros consisten en 108 sociedades regionales y nacionales de alergología e inmunología clínica de todo el mundo, según indica en su portal web.

Este anuncio alertó a usuarios en redes sociales, pues es precisamente una de las combinaciones que se realizaron en Bolivia. Recordemos que el país recibió seis tipos de vacunas contra la COVID-19: Pfizer, Sputnik V, Johnson & Johnson, Sinopharm, AstraZeneca y Moderna.

Desde mediados de octubre de 2021, en Bolivia se aplica  la tercera  dosis con la vacuna de AstraZeneca y recientemente se ha agregado  Moderna como dosis de refuerzo para todos los inmunizados mayores de 18 años.

En esta nota te contaremos todo lo que se sabe hasta ahora sobre las combinaciones.

Primero lo primero: tercera dosis, dosis de refuerzo o booster

Pese a que en Bolivia no se ha destacado con énfasis la diferencia, la tercera dosis difiere del refuerzo. La tercera dosis es la administración de una dosis adicional como parte del esquema primario, cuando la respuesta inmune inicial es insuficiente. En cambio, la dosis de refuerzo o booster es la administración de una dosis de vacuna luego de un esquema primario con respuesta inmune inicial suficiente, pero que va decayendo con el tiempo. 

Es decir, la tercera dosis está pensada para personas  inmunodeprimidas  (VIH, cáncer, receptores de trasplante de órgano) y la de refuerzo para cualquiera que haya recibido el esquema completo, teniendo en cuenta la posible disminución de la respuesta del inmunizante en el tiempo

La necesidad de una dosis de refuerzo generó controversia porque aún no se conoce a ciencia exacta cuánto durará el primer esquema  aplicado.

No obstante, diferentes organismos sanitarios lo aprobaron. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos aprobó el 19 de noviembre la administración de una tercera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna para los mayores de 18 años. 

Por su parte, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomendó el 4 de octubre administrar una dosis adicional a personas inmunodeprimidas e indicó que las dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer y Moderna “pueden considerarse” para personas mayores de 18 años.

La revista científica británica The Lancet publicó  el 13 de septiembre  que administrar una tercera dosis a la población en general “no es apropiado” en este momento, dado que las vacunas siguen siendo eficaces contra la enfermedad grave.

El Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que a las personas con inmunodepresión moderada y grave se les ofrezca una dosis adicional de todas las vacunas y a aquellas que recibieron las inactivadas Sinovac o Sinopharm, se deberá ofrecer una  dosis adicional.

En Bolivia se anunció la aplicación de la dosis de refuerzo de manera voluntaria para cualquier persona mayor de 18 años que haya cumplido dos meses de haber recibido la segunda dosis, afirmó el ministro de Salud, Jeyson Auza,  en conferencia de prensa.

¿Qué sabemos de las combinaciones?

Sobre la vacunación combinada en las dosis de refuerzo, la Agencia Europea de Medicamentos señaló que la evidencia disponible hasta ahora con diferentes tipos de vacunas autorizadas indica que un refuerzo heterólogo parece tan bueno o mejor en términos de respuestas inmunes que uno homólogo. Es decir, se recomienda la tercera dosis con una vacuna distinta.

Entre las combinaciones de refuerzo heterólogas, el refuerzo con un ARNm después de una serie primaria de vectores es más inmunogénico que a la inversa.  Esta fue una de las razones por las que el doctor Mario Paz sugirió ciertas combinaciones por encima de otras.

Si bien la mezcla Sputnik-V y  AstraZeneca no es única en Bolivia (también se aplica en Argentina y Guatemala) no hay un estudio contundente en concreto sobre la seguridad de usar estas vacunas de adenovirus como refuerzo.

Con respecto a la mezcla de Sputnik-V y  AstraZeneca  hay un estudio pero aplicado a ratones y otro relacionado a la utilización de la primera dosis de Sputnik V con la segunda dosis de AstraZeneca.

Bolivia Verifica se contactó con el médico Paz para saber qué respaldos tiene para sustentar sus afirmaciones sobre las combinaciones  a evitar. Él mencionó que su intención “no es crear controversia, sino informar lo que en algunos casos aislados hemos vivido como médicos”.

Compartió a Bolivia Verifica diferentes links de artículos que respaldan la combinación de vacunas de vector viral o adenovirus con vacunas de ARNmensajero: (1, 2, 3, 4, 5, 6). Además, explicó que “la evidencia de estudios sobre vacunación heteróloga sugiere que la combinación de  vacunas de vector viral y vacunas de ARNm produce buenos niveles de anticuerpos contra el virus y una respuesta de células T más alta que usando la misma vacuna”.

Coincidiendo con Paz, el doctor Ronald Palacios Castrillo tampoco recomienda la combinación de Sputnik V con AstraZeneca como tercera dosis, según se lee en un registro recogido en el portal Eju.tv.

El médico infectólogo que reside en Brasil, Fernando Molina, declaró a Bolivia Verifica que no hay estudios que avalen la combinación (Sputnik-V-AstraZeneca), pero tampoco hay alguno que pruebe que es peligrosa la combinación. Bajo su criterio, faltan estudios específicos.

Países que combinan Sputnik-V con AstraZeneca

Hay países que avalan la combinación debido a estudios propios que mostraron la seguridad y eficacia. Este es el caso de Argentina, cuyo manual de aplicación de dosis adicional al esquema primario y dosis de refuerzo (booster), publicado el 10 de noviembre de 2021, asegura que la mezcla es “segura”:

Fuente: Chequeado.

Argentina incluso usó AstraZeneca como segunda dosis de la Sputnik-V en el esquema inicial. El anuncio se hizo en agosto luego de los resultados preliminares del estudio de combinación de vacunas contra el coronavirus que se vienen realizando en la Ciudad  y en la Provincia de Buenos Aires.

“En cuanto a la seguridad, al momento no se registraron efectos adversos graves en ninguno de los grupos. Por otra parte, la respuesta de inmunogenicidad de la combinación de vacunas resulta similar a los esquemas homólogos”, indico el Ministerio en un comunicado.

El estudio que está en curso en el país es coordinado por el Ministerio de Salud de la Nación en cooperación con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Conicet. Plantea la incorporación de al menos un total de 1.800 voluntarios de CABA, Buenos Aires, Córdoba, La Rioja y San Luis para estudiar esquemas heterólogos con las diferentes vacunas contra COVID-19 disponibles en el país con el objetivo de evaluar su inmunogenicidad y seguridad.

Otro país que también está realizando dicha combinación es Guatemala, como se puede observar aquí:

México también se suma a los países que usan AstraZeneca como dosis de refuerzo independientemente  de las vacunas de pauta inicial. Recordemos que México se benefició al igual que Bolivia de un gran lote de vacunas rusas.

El epidemiólogo Alex Cornejo, quien forma parte del equipo técnico del Ministerio de Salud, respaldó la postura de que en Bolivia se utilice AstraZeneca como tercera dosis de Sputnik V argumentando lo siguiente:

“Hay un Comité de Inmunización a nivel nacional donde todas estas combinaciones no se aplicaron como se dice al azar, sino que son varios estudios realizados en varios países, prácticamente con la FDA, la Unión Europea. Todos ellos han contribuido y Bolivia no ha innovado, ha seguido prácticamente lo que hicieron otros países”.

Cuando Bolivia Verifica le consultó sobre esos estudios, mencionó que se podría encontrar esa información ingresando al portal web de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En su sitio, se encontró un informe emitido el 16 de diciembre de 2021, donde esta instancia mencionaba las combinaciones de dosis que recomiendan.

Sin embargo, no menciona en ninguna parte a la Sputnik V ¿por qué? Recordemos que esta vacuna aún no fue avalada por la entidad sanitaria internacional, su aprobación sigue en proceso. Sobre Janssen de J&J menciona que se puede aplicar la dosis de refuerzo con una  de Moderna o Pfizer, no habla de una posible combinación con AstraZeneca.

 

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica