Las vacunas contra la Covid-19 no contienen metales que atraen imanes – Bolivia Verifica
Las vacunas contra la Covid-19 no contienen metales que atraen imanes

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

Las vacunas contra la Covid-19 no contienen metales que atraen imanes

Un video muestra un compilado de imágenes en el que se observa cómo las monedas se pegan al brazo de personas supuestamente  inmunizadas contra el coronavirus. No hay sustento científico para que esto suceda, te contamos lo que indagamos.

El video muestra a diferentes personas que supuestamente han sido vacunadas contra la Covid-19, cuyos cuerpos atraen a metales por el magnetismo generado.

Las imágenes de personas con monedas u otros metales pegados en sus brazos donde han sido vacunadas, aparecen en un video en el que se escucha de fondo la voz de un supuesto genetista argentino. El material se comparte en cadena por WhatsApp y según pudimos constatar, también circula en grupos de carácter religioso. El video atribuye a las vacunas contra la Covid-19 un efecto magnético.

Es información falsa. No hay sustento científico para atribuir efecto de atracción de imanes a las vacunas.

“A ver los médicos idiotas del mundo, ¡cómo explican esto!”, cuestiona el genetista argentino identificado como Marcelo Martínez.

En realidad, estas imágenes son una recopilación de diferentes videos publicados en TikToks, de personas que muestran cómo los metales se atraen a sus brazos, haciendo entrever el supuesto magnetismo que genera la vacuna contra la Covid-19.

 Vacunas no contienen metales pesados

Hay mucho que desconocemos sobre los diversos videos, incluido si las personas en los videos fueron vacunadas, qué imanes podrían haberse usado y si se usaron otras sustancias para hacer que los objetos se pegaran.

Por otro lado, no hay apoyo para la afirmación falsa de que las vacunas contienen ingredientes que provoquen como resultado un efecto magnético.

Las vacunas contra el coronavirus no poseen metales magnéticos o una cantidad de material suficiente que genere enfermedades, como se alerta en este video.

Esto se puede comprobar al ver la composición de las vacunas Astrazeneca, Sputnik, Sinopharm y Pfizer, que son las distribuidas en el país, al igual que otras que se aplican en el mundo.

Dentro de las vacunas sí se encuentra aluminio, pero en una cantidad pequeña, según especifica en su portal oficial la Organización Panamericana de la Salud (OMS).

Una explicación del Comité Asesor de Vacunas de España explica que las sales de aluminio se usan como “adyuvantes” de vacunas desde hace 70 años y son componentes “imprescindibles” para estimular el sistema inmunitario.

Estas sales, según indica dicho Comité, permiten introducir menores cantidades de antígeno, que podría resultar “perjudicial” en el organismo. La explicación refiere que el aluminio no se acumula en el organismo y “no causa daños a corto o largo plazo”.

En el caso de los niños, por ejemplo, reciben una cantidad “30 veces superior” de aluminio en sus alimentos en comparación con la cantidad existente en las vacunas que reciben a lo largo de su vida, según dicha explicación.

La Organización Mundial de la Salud indica que “algunos de los componentes” que figuran en la etiqueta de las vacunas no son desconocidos, “pero muchos de ellos están presentes de forma natural en nuestro organismo, en nuestro entorno y en los alimentos que ingerimos”.

La doctora Berta Domènech Garcia, quien es química e investigadora de la Universidad Tecnológica de Hamburgo-Alemania, explicó a la verificadora Maldita.es de España que la cantidad necesaria de metales ferromagnéticos, es decir, aquellos con las propiedades que los hacen ser atraídos por un imán, para lograr que se quedara pegado a la piel no es inyectable en los mililitros que contiene la vacuna.

Domènech asegura que si la vacuna contuviera alguno de estos elementos serían “visibles”, porque los metales ferromagnéticos “no son transparentes”.

La especialista niega que las vacunas puedan contener metales ferromagnéticos. Agrega que, si los tuvieran, los metales serían distribuidos a través del cuerpo y no se quedarían en el lugar de aplicación. “Tomando esto en cuenta y la profundidad en la que se inyecta la vacuna, no sería posible obtener una respuesta usando un imán”.

Sobre la voz del médico argentino Marcelo Martínez, sus dichos ya fueron desmentidos por la verificadora Chequeado, que tras hacer las investigaciones constató que “son falsas varias de sus afirmaciones”. Martínez es profesional en la salud, pero eso no le ha librado de emitir desinformación sobre el coronavirus.

En síntesis, las vacunas contra la Covid-19 no contienen materiales pesados, ni microchips o metales ferromagnéticos.

Si quieres ver otras verificaciones sobre la teoría de los metales pesados, puedes ver aquí o aquí.

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica