Las cuatro vacunas que lideran la carrera por la inmunidad contra el coronavirus – Bolivia Verifica
Las cuatro vacunas que lideran la carrera por la inmunidad contra el coronavirus

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Explicador

Las cuatro vacunas que lideran la carrera por la inmunidad contra el coronavirus

Compártelo por:

Ninguna tiene una fecha precisa de distribución, solo la rusa pero no cuenta con el aval de la OMS. La mayoría están previstas recién para el año 2021

Los principales laboratorios del mundo iniciaron una intensa carrera para tener la vacuna contra la COVID.

Oxford, Sputnik, CanSino o Moderna pasan a ser sinónimos de “esperanza” para millones de personas que esperan superar de una vez al coronavirus que paralizó al mundo este 2020.

Bolivia no es la excepción, por eso se dieron una serie de anuncios desde el entorno político sobre su distribución.

El Gobierno Nacional por medio de la ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric Rodríguez, anunció el 17 de julio que Bolivia “está en la lista” para obtener la vacuna que es desarrollada por la Universidad de Oxford.

“Bolivia se anota entre los primeros países para recibir vacuna contra COVID-19 que desarrolla la Universidad de Oxford”, titula el sitio oficial del Gobierno Nacional sobre el coronavirus.

Los anuncios no menguaron en la Asamblea Plurinacional, donde su presidenta, Eva Copa Murga, anunció el 12 de agosto que desde esta instancia harían las gestiones para que Bolivia sea uno de los países a los que llegue la vacuna Sputnik de Rusia, confirman desde el portal del Senado.

“Rusia ha registrado la primera vacuna contra el coronavirus. Activaremos los procedimientos que nos permitan gestionar que esa vacuna llegue a Bolivia”, escribió la senadora Copa en su cuenta de Twitter.

El Gobierno también analiza la invitación de China de participar de la etapa de pruebas de las vacunas desarrolladas en ese país contra el coronavirus, indica Los Tiempos.

El jefe nacional de la Unidad de Epidemiología, Virgilio Prieto Barrón, aclaró a Bolivia Verifica que el país no participa de la etapa de investigación.  “Ingresamos en la fase del beneficio”, respondió.

Vacunas

Alrededor del mundo están siendo desarrolladas y probadas más de 150 vacunas en contra de la COVID-19.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 28 vacunas que están siendo sometidas a ensayos clínicos, entre estas seis se encuentran en la “Fase 3”, la última de las etapas del proceso.

Las fases 1 y 2 prueban si una vacuna es segura e induce una respuesta inmunitaria. En la Fase 3 son realizadas las pruebas masivas.

En Bolivia Verifica te explicamos en una anterior oportunidad a detalle en qué consiste cada una de estas fases.

La estadounidense Moderna, la británica Oxford y la china CanSino son las vacunas que han demostrado ser seguras durante los ensayos clínicos de las primeras fases, siendo las que mayor eco tuvieron a nivel internacional.

Te contamos  cómo fueron avanzando las principales vacunas candidatas y en qué estado se encuentran.

La empresa estadounidense Moderna y NIH ingresaron en la Fase 3 de la vacuna contra la COVID-19. Foto: Moderna Therapeutics.

Moderna

Esta vacuna es producida por la empresa de biotecnología Moderna y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos. Iniciaron los ensayos de la Fase 3.

La empresa estadounidense Moderna fue la primera en afirmar que su vacuna puede producir anticuerpos neutralizantes. Esa vacuna inyecta ARN de coronavirus (su código genético), que luego comienza a producir proteínas virales para desencadenar una respuesta inmune, explica en su portal.

La compañía publicó datos preliminares en mayo que mostraban que la vacuna producía anticuerpos en unos 45 adultos sanos.

La empresa informó el pasado 26 de agosto que su vacuna contra la COVID-19 generó una respuesta inmune “prometedora” también en pacientes de edad avanzada tras realizar un ensayo clínico de etapa inicial en 10 adultos de entre 56 y 70 años como en otros 10 mayores de 71 años.

Moderna está haciendo dese julio pruebas de etapa tardía para su vacuna, y espera contar con al menos 30.000 participantes, informa en un comunicado de prensa.

El costo de esta vacuna cuando salga al mercado llegaría a ser entre 50 y 60 dólares la dosis, según explicó el director científico de esta empresa, el israelí Tal Zaks, en una entrevista al periódico español El País.

En esta misma entrevista, Zaks dice que la fecha estimada aún debe estar ligada a un análisis sobre el riesgo/beneficio, tomando en cuenta el corto tiempo de ensayos.

“Si esperamos hasta el final del año o hasta el comienzo de 2021 para tener más información sobre los ensayos, seguiremos teniendo datos limitados”, aseguró.

La vacuna de la Universidad de Oxford y la empresa AstraZeneca se encuentra en la Fase 3. Foto: Universidad de Oxford.

Oxford

Esta vacuna es desarrollada por la Universidad de Oxford de Inglaterra y la empresa farmacéutica inglesa AstraZeneca. Iniciaron los ensayos de la Fase 3.

La vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, está hecha de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés.

La fase tres de la vacuna de la Universidad de Oxford está siendo realizada con pruebas en voluntarios en Sao Paulo, Brasil, uno de los países más afectados del mundo por el coronavirus, indica un informe de esta universidad.

En realidad, estas pruebas están siendo efectuadas en más de 30 mil voluntarios en Brasil,  Estados Unidos, Reino Unido  y Sudáfrica.

Esta vacuna es la más económica de las que ingresaron a la etapa final, con un costo entre tres a cuatro dólares por dosis.

La farmacéutica Astrazeneca, socia de la Universidad de Oxford, informó que el precio de la vacuna se comercializará al costo, sin obtener ganancias, indica CNN.

La revista científica británica The Lancet dice que los resultados de las pruebas en las fases uno y dos de esta vacuna, mostraron “un perfil de seguridad aceptable y un aumento de las respuestas de anticuerpos de refuerzo homólogo”.

Todavía no existe una fecha estimada para su distribución.

Las vacunas chinas ingresaron en la Fase 3 con un notorio avance. Foto: CanSino Biologics.

CanSino

Es desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Pekín y la biofarmacéutica china CanSino Biologics.

Su objetivo es “entrenar al cuerpo” a que produzca anticuerpos que reconozcan la proteína en forma de lanza del coronavirus SARS-CoV-2 y lo combatan, informa la BBC Mundo.

Una investigación publicada en julio por la revista científica británica The Lancet, indica que la Fase 2 del ensayo clínico, que incluyó más de 500 personas, demostró que es “segura” y que genera una respuesta inmune en la mayoría de los receptores después de una única inmunización.

El Gobierno de China aprobó la primera patente de una vacuna para el coronavirus.

La seguridad como la efectividad de la vacuna de CanSino deberán confirmarse en la última fase del ensayo, que está prevista en países como Arabia Saudita, Chile, México, Pakistán y Perú.

De ser positivos los resultados en la Fase 3, el Gobierno de China no descarta que esta vacuna pueda ser distribuida desde diciembre.

China también realiza la vacuna Sinopharm. Este proyecto es encabezado por el Grupo Farmacéutico Nacional Chino (Sinopharm).

El costo de esta vacuna se estima en 140 dólares, según indica una nota del periódico español El País.

El presidente ruso, Vladimir Putin al momento de hacer el anuncio de la vacuna contra el coronavirus desarrollada en su país.

Sputnik V

Esta vacuna fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones Epidemiológicas y Microbiología Gamaleya de Rusia.

El ministro de Salud ruso, Mikhail Murashko, dijo que la vacuna había «demostrado ser altamente efectiva y segura», calificándola como un “gran paso adelante” hacia una «victoria de la humanidad» sobre el coronavirus, refiere un informe del portal del Ministerio de Defensa de ese país.

Precisamente, el nombre de la vacuna es en honor al satélite con el que la Unión Soviética se puso adelante en la carrera espacial en la década de 1950.

El presidente ruso Vladimir Putin,  anunció públicamente el 11 de agosto que la vacuna fue sometida a las pruebas “adecuadas” y es segura.

En ese mismo anuncio, Putin aseguró que la producción masiva comenzaría a principio de septiembre  para médicos y maestros en primer lugar, mientras que el resto de los ciudadanos podrían acceder a ella en enero de 2021.

La Organización Mundial de la Salud no ha avalado esta vacuna. La vacuna Sputnik V, según la OMS no pasó las etapas regulares del proceso de ensayos clínicos.

«Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad», respondió en rueda de prensa el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, según reporta la agencia de noticias EFE.

La carrera contra el coronavirus continúa con laboratorios que han saltado ante la emergencia los diez años que representan hacer una vacuna de este tipo, según especifica la propia OMS en uno de sus informes.