ACTUALIZACIÓN: Estudio sobre la hidroxicloroquina demuestra que aumenta el riesgo de muerte – Bolivia Verifica
ACTUALIZACIÓN: Estudio sobre la hidroxicloroquina demuestra que aumenta el riesgo de muerte

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Coronavirus

ACTUALIZACIÓN: Estudio sobre la hidroxicloroquina demuestra que aumenta el riesgo de muerte

Compártelo por:

Un video que circula por Whatsapp afirma que se ha hecho un estudio de medicación con hidroxicloroquina a 96 mil pacientes de coronavirus, dando como resultado que el fármaco incrementa el riesgo de muerte. Se trata de información verdadera aunque hay una corriente de científicos que ponen en duda el estudio. El video corresponde al médico Juan Rivera.

Rivera es un reconocido Internista y Cardiólogo puertorriqueño entrenado en el Johns Hopkins Hospital. Se especializa en la prevención, detección temprana y tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Ha participado en sectores médicos de diversos programas de televisión.

La hidroxicloroquina (antimalárico) es uno de los fármacos que de manera experimental se utiliza en algunos países para tratar el COVID-19. Incluso algunos presidentes de naciones, como Donald Trump o Jair Messias Bolsonaro, depositaron gran esperanza en la medicación. No obstante lo hicieron sin sustento científico, pues hasta ese momento no había estudios contundentes que respalden su eficacia.

En nuestro país hubo amplio interés por la hidroxicloroquina, tanto que el embajador de Ciencia y Tecnología de Bolivia, Mohamed Mostajo Radji, anunció entusiasta, el 11 de abril a través de su cuenta de Facebook, que recibiríamos 200 kg de hidroxicloroquina para que un laboratorio local prepare 1 millón de dosis para los enfermos.

Desde Bolivia Verifica venimos realizando seguimiento a lo que se publica respecto a la ingesta de este fármaco, alertando que no hay aval de la Organización Mundial de la Salud para su uso contra el coronavirus.

Guillermo Cuentas, médico y exministro de Salud, conversó con nosotros y nos explicó que en Bolivia se usa la mezcla de hidroxicloroquina con azitromicina, pero puntualizó que no era la “receta mágica” para cualquier paciente, que era necesario evaluar muchas variables y que el criterio médico sería el que finalmente tome la decisión. “En Bolivia se está usando la hidroxicloroquina junto a la azitromicina pero para usar esta medicación es imprescindible tener un electrocardiograma porque no se puede usar en pacientes que tienen arritmia cardíaca”, relató Cuentas.

Tras estos y otros ejemplos aparentemente precipitados de uso de hidroxicloroquina hoy las condiciones pareciesen cambiar. El estudio, recién publicado en la revista médica TheLancet, ha analizado la efectividad de la cloroquina y la hidroxicloroquina administradas solas o junto a un antibiótico. El estudio en el que participaron 96.000 pacientes en 671 hospitales es hasta el momento, el más importante que se ha hecho sobre el tema.

La mortalidad en el grupo de control que no recibió los fármacos fue de 9,3%, mientras que entre los que sí tomaron esos fármacos murieron entre el 16%—en el grupo que tomó solo cloroquina— y el 23%, en el que tomaba hidroxicloroquina y antibiótico. El trabajo también demuestra que todos los pacientes que tomaron alguno de los fármacos analizados tenían más riesgo de sufrir arritmias, lo cual puede desencadenar muerte súbita por infarto.

“Este es el primer estudio a gran escala que encuentra pruebas estadísticamente robustas de que el tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina no beneficia a los pacientes de covid-19”, explica MandeepMehra, del hospital Brigham de Mujeres de Boston (EE UU) y autor principal del informe, en una nota de prensa. “Nuestros resultados muestran que estos fármacos pueden aumentar el riesgo de problemas cardiacos serios y un mayor riesgo de muerte”, añade.

A raíz de esto, este lunes 25 de mayo de 2020, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS),TedrosAdhanomGhebreyesus, anunció que el organismo detendrá temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina en pacientes de COVID-19.

No tan rápido, ¡hay expertos que ponen en duda el estudio de la revista Lancet

Hay al menos 100 científicos que desconfían del estudio recientemente publicado sobre la hidroxicloroquina. Uno de los nombres más destacados es el de Pedro Alonso, director del programa de malaria de la OMS quien manifestó a EL PAÍS que “hay enormes dudas sobre la calidad de este trabajo y tanto sus autores como la revista que los ha publicado van a tener que rendir cuentas”.

¿Cuál es el problema con el estudio? Los especialistas puntualizan que no hay claridad en el tratamiento de los datos, porque no han sido publicados para que el resto de la comunidad científica los analice. Por ejemplo no hay información detallada de los hospitales que participaron en la muestra.

 “A fecha de hoy no sabemos si (la hidroxicloroquina) funciona o no funciona contra la COVID, pero la solución no es parar los ensayos con estas drogas, sino seguir adelante con ellos, pues necesitamos buenos ensayos clínicos controlados y aleatorizados para saber si ofrecen algún beneficio, especialmente de cara a la segunda oleada de la enfermedad que probablemente vamos a sufrir en otoño”, precisó Alonso.