Cronología sobre la compra de los respiradores  – Bolivia Verifica
Cronología sobre la compra de los respiradores 

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Coronavirus

Cronología sobre la compra de los respiradores 

Compártelo por:

La adquisición de 170 respiradores ha convulsionado al país en plena crisis sanitaria. El gobierno boliviano compró a la empresa española GPAInnova los equipos médicos de nombre comercial “Respira” que llegaron a Bolivia el día jueves 14 de mayo de 2020 y que fueron pagados por encima de su precio comercial. El dinero para la compra provino de financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que otorgó cinco millones de dólares para esa adquisición. Hay varios aprehendidos en este caso que ya ha iniciado el proceso investigativo por parte del ministerio público. 

Como el tema ha precipitado un flujo informativo, te presentamos una cronología del caso:

El 1 de abril, a través de su cuenta de Twitter Jeanine Añez compartió un video de Mohammed Mostajo-Radji, embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación, quien anuncia la compra de los 500 nuevos respiradores que llegarán al país. En ese momento, el ministro de salud era el Dr. Aníbal Cruz.

«Mohammed Mostajo-Radji, nuestro embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación, nos cuenta sobre la compra de los 500 nuevos respiradores que están llegando al país y todos los avances en la lucha contra el Coronavirus», indica el tuit.

El 8 de abril, tras la renuncia (por motivos personales) de Aníbal Cruz, toma posesión el nuevo ministro de salud, Marcelo Navajas.

 

El 14 de mayo, llegaron 170 respiradores al país en un vuelo de BOA. Ese mismo día, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) emitió un comunicado indicando que  financió la compra y traslado desde Barcelona. Esta es la primera referencia monetaria que hay sobre el tema. Se indica que se destinó 5 millones de dólares en la adquisición de los “ventiladores” (precio unitario $us 29.411).

Al día siguiente se inició con la repartición en otros departamentos distintos a Santa Cruz (que recibió 30 el mismo jueves 14 de mayo). Los departamentos que recibieron los respiradores el 15 de mayo fueron Beni y Cochabamba.

 

Los equipos fueron observados por su ineficacia para terapia intensiva y su aparente falta de correspondencia ante la necesidad boliviana. La presidenta interina, indicó que eran provocaciones “canallas”.

Dos días después de que llegaron los respiradores al país, la ministra de comunicación defendió la compra y aseguró que “no hay error en la adquisición de los mismos”. La presidenta indicó desde Sucre que “sufrió” para conseguir los respiradores. 

Ese mismo 16 de mayo, el ex senador Paulo Bravo, realizó un post observando el precio de los respiradores. Utilizó como comparación una compra realizada en Brasil, en el Estado de Paraíba. Desde Bolivia Verifica rastreamos este dato y evidenciamos que Brasil hizo una compra a un precio menor pero que luego hizo otra, aparentemente inflada que levantó la polémica (el producto adquirido en Brasil no era el mismo que compró Bolivia pero ambos tenían señales de sobreprecio). 

La sospecha de sobreprecio en la compra boliviana se sustentaba en una lista de precios que la misma empresa GPAInnova colgó en su página y que nosotros compartimos. En la misma se observa que el precio de los respiradores es: básico (el que compró Bolivia) 6.000 euros (6.591 dólares) y Advanced 9.500 euros (10.436 dólares). Precios que obviamente no contemplan ni el traslado ni los componentes adicionales pero que alertaban sobre un posible sobreprecio de casi el triple de lo pagado por el gobierno.

El 18 de mayo, el ministro de salud dio una conferencia en la que afirmó que no hubo sobreprecio en la compra de los respiradores y que Bolivia pagó por unidad 27.683 dólares, según la autoridad, “precio que se comercializa en los mercados mundiales”.

 

El 18 de mayo, se filtró un informe del Cónsul General de Bolivia en Barcelona, David Alberto Pareja Lozada, quien indicaba a la canciller Karen Longaric que recibió una llamada de Fernando Valenzuela, jefe de adquisiciones del Ministerio de Salud, y que, luego tuvo un encuentro con el señor Iñaqui García con quien inspeccionó los equipos. “Se comunicó conmigo (Iñaqui) para comentarme que la operación estaba en peligro debido a una supuesta oferta, por otra empresa, de los mismos respiradores a mitad de precio de venta”, indica Pareja en el informe a cancillería.

 

El 19 de mayo de 2020, el periodista John Arandia realizó una reveladora entrevista al Gerente de la empresa GPAInnova en la que da a conocer los precios de los respiradores y alerta sobre intermediarios implicados en la adquisición. El Gerente indica que son dos productos los que han desarrollado: básico y advanced. Precisa que el intermediario de la compra para Bolivia solicitó el básico (6.591 dólares) pero que ellos al conocer la necesidad del país actualizarán al modelo Advanced de 9.500 euros (10.436 dólares).

Horas más tarde de esa entrevista, la presidenta interina Jeanine Añez anunció el inicio de “investigación sobre posible corrupción” en la compra de los respiradores.

Casi en simultáneo, dos directores del Ministerio de Salud, aparentemente vinculados con la compra con sobreprecio de los 170 respiradores fueron aprehendidos. Se trata de Fernando Valenzuela (director general de Asuntos Jurídicos del ministerio de Salud) y Geovanni Pacheco (director general ejecutivo de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem). Valenzuela vinculado con la gestión del MAS  y Pacheco ex empleado del empresario y candidato Samuel Doria Medina.

El miércoles 20 de mayo, Marcelo Navajas (hasta ese momento ministro de Salud) fue aprehendido cuando se presentó voluntariamente para declarar ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Horas más tarde se anuncia su destitución y se designa a Eydi Roca como ministra interina de Salud.