A un año: Las 4 frases engañosas del último discurso de Evo Morales como presidente en el aniversario de Bolivia – Bolivia Verifica
A un año: Las 4 frases engañosas del último discurso de Evo Morales como presidente en el aniversario de Bolivia

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

DiscursoEngañoso

A un año: Las 4 frases engañosas del último discurso de Evo Morales como presidente en el aniversario de Bolivia

Compártelo por:

El 6 de agosto de 2019, Evo Morales dio su último discurso como  presidente de Bolivia en el aniversario patrio y lo hizo en la ciudad de Trinidad, Beni

A un año de esa intervención, recordamos la verificación de algunos de los datos expuestos. Si bien durante los casi 40 minutos que duró su discurso habló  principalemente de los planes que tenía en su agenda del Bicentenario 2025, también se refirió a algunos temas de su gestión. Bolivia Verifica encontró cuatro frases engañosas y las rememoramos en esta nota.

1. «La república de Bolivia logró su libertad gracias al sacrificio de los pueblos indígenas, pero se fundó sin tomarlos en cuenta”

La participación indígena fue importante en la Guerra de la Independencia, sin embargo la libertad no fue lograda solo por ellos. En las tropas patriotas también participaron criollos, mestizos e inclusive extranjeros, explicó Maria Luisa Soux, presidenta de la Academia Boliviana de la Historia. “Fue una lucha de todos y no se puede desconocer a otros grupos sociales”, manifestó la historiadora.

Sobre la exclusión indígena en la formación de la República, Soux afirma que la sociedad boliviana y la de Charcas no era democrática en el concepto que hoy se tiene sobre democracia. Por tanto, sugiere tener en cuenta el contexto en la época y en los derechos políticos.

Sostiene que la población que no sabía leer y escribir no tenía ciudadanía plena y que ese sesgo, que se mantuvo hasta la Revolución de 1952, no estaba necesariamente relacionado con la condición indígena. “Efectivamente los indígenas no se mantuvieron en el poder ni fueron reconocidos con ciudadanía, eso es cierto”, explica.

2. “Imagínense, en 180 años 40.581 millones de dólares. En 14 años, 34.380 millones de dólares del Producto Interno Bruto”

Bolivia Verifica realizó la verificación de esta frase el 2019. Morales manejó una cifras desde 1825. Según lo que se descubrió es que desde la independencia del país no existen datos sobre el Producto Interno Bruto, sino a partir de los años 50.

«El economista Flavio Machicado Saravia, autor del libro Historia Económica de la República Bolivia, afirma: ‘Las Cuentas Nacionales tienen larga data. En el caso de Bolivia se empezaron a construir a fines de los años 50 cuando se empezó a elaborar el Plan Decenal (primer plan de desarrollo). En la década de los 60 se creó el INE (Instituto Nacional de Estadística), suponiendo que existiría idoneidad y ética institucional. Lo mismo está pasando con el Banco Central, que posteriormente también empezó a calcular o medir el PIB'».

Además se concluyó que existe una mezcla de datos de dos informes diferentes:

«En cuanto a las cifras propiamente dichas, Machicado sostiene: ‘Si la economía  real, que es lo que interesa, hubiera crecido como dice Morales de 9.574 millones de dólares en el 2005 a 41.500 en el 2018, la tasa de crecimiento promedio sería del orden de 12%  anual, en contraposición con un 3.5%, en promedio, que es lo que indican las cifras oficiales. Es decir, 3.5 veces menos. Por lo tanto, están mezclando cifras del PIB Real con el PIB Nominal con fines puramente demagógicos o engañosos'».

Puedes leer la nota completa aquí. 

3. “Ahora, las mujeres viven 77 años y los hombres 70 años”

Un según análisis de discurso que también realizó nuestro medio el 2019, observó que el exmandatario dijo dentro de su gobierno que la calidad de vida había aumentado cuando él ingreso. Este dato es engañoso porque los datos que el Instituto Nacional de Estadísticas «sostiene que la esperanza de vida para ese año era de 72,5 años; 75,9 para mujeres y 69,1 para varones. Esta instancia proyecta que en 2020 la esperanza de vida de los bolivianos será de 74 años; 70,5 para varones y 77,5 para mujeres».

Los datos oficiales de Bolivia no coinciden con resultados de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que en el documento denominado Indicadores Básicos. Situación de la salud en las Américas 2018, en la página 5, señala que el año 2018 la esperanza de vida en Bolivia era de 69,8 años; 72,4 años para las mujeres y 67,3 para los varones. (Bolivia Verifica – 2019)

En conclusión, la cifra que dictó el expresidente no coincide con los datos que presentan el INE y la OPS. La esperanza de vida es mucho menor a los 77 años en las mujeres y 70 años en los hombres.

Puedes leer la nota completa aquí.

4. «Entre 2016 y 2018 se erradicaron 112 mil hectáreas con concertación con los productores tanto en La Paz como también en trópico de Cochabamba»

Morales indicó que en dos gestiones, se erradicó 112 mil hectáreas de coca. Sin embargo, según los datos de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC en sus siglas en inglés), no supera ni las 10 mil hectáreas.

En el 2016, en el «Monitoreo de Cultivos de Coca 2016» (páginas 57 y 58) de la UNODC señala que la erradicción fue de 6.577 hectáreas (ha) ante una producción de 23.100 ha. Dos años después, el informe (paginas 43 y 44) indica que la racionalización fue de 11.174 ha. también en una superficie productiva de 23.100 ha. Lo que quiere decir que entre el 2016 y el 2018 se habrían erradicado sólo 4.597 y no así lo que mencionó el exmandartario Morales.

Para el coordinador del Consejo Nacional Contra el Trafico Ilícito de Drogas (Conaltid), José Luis Laguna, esta cifra no es exacta porque sólo se estaría tomando los datos de las zonas productoras de La Paz y Cochabamba, y no así de la producción que se está realizando en áreas protegidas y reservas naturales que se encuentran en la amazonía boliviana. Es decir, lugares donde no se hace un monitoreo, ni control.

En Bolivia, la la Administración para el Control de Drogas (DEA) detecta mayor producción a través de sistemas programados para detectar la producción de coca. Con los aparatos que utiliza, detecta mayor producción que se no muestran en datos estadísticos anuales.

«El dato que maneja Evo Morales es manejado por la metodología y la información que trabaja la UNODC a base de sistemas de rastreos . Sin embargo, para que ese dato entre en duda la DEA con otro sistema de seguimiento identifica que en el país hay de 30 a 32 mil hectáreas de coca, lo que implicaría que las afirmaciones de Evo Morales no sean ciertas», explicó Laguna.

Laguna remarca que debería existir un monitoreo real sobre el cultivo de coca en Bolivia. Además indicó que la coca que se procesa en el país no es solamente boliviana, sino también ingresa del Perú, pero procesada en territorio boliviano como sulfato base y como cocaína.