Viceministro Juan Carlos Blanco: “No hemos pagado por las vacunas que no han llegado” – Bolivia Verifica
Viceministro Juan Carlos Blanco: “No hemos pagado por las vacunas que no han llegado”

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusEntrevistas

Viceministro Juan Carlos Blanco: “No hemos pagado por las vacunas que no han llegado”

El titular del Viceministerio de Comercio Exterior e Integración habló en entrevista con Bolivia Verifica sobre la adquisición de las dosis para la inmunización de la población en el país contra la Covid-19, y otros temas relativos a su cartera

El viceministro de Comercio Exterior de Integración, Juan Carlos Blanco Ferri.

Por Jesús Vargas Villena

Con un plan para inmunizar a 7,18 millones de personas en el país, el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Juan Carlos Blanco Ferri, es uno de los principales responsables en garantizar que se cumpla dicho objetivo antes de culminar el año. Sin embargo, se denuncian demoras en el proceso de inmunización e incluso hay reclamos por la falta de vacunas, mismos que toman mayor magnitud en las redes sociales.

Precisamente, Bolivia Verifica tomó contacto con el viceministro para aclarar las dudas existentes respecto a la importación de vacunas y al plan que tiene el Gobierno Nacional para inmunizar al 100% de la población contra la Covid-19 ¿Esto es posible? Esto lo aclararemos.

Con la premura de toda autoridad, Blanco se toma un tiempo para atendernos el teléfono y hablar de temas que preocupan de sobremanera en Bolivia; el plan de vacunación, la falta de oxígeno medicinal en un contexto de pandemia que está azotando con fuerza al país. Acá te desglosamos sus respuestas.

De los 5,2 millones de vacunas Sputnik que compró el Gobierno Nacional, solo llegaron 745 mil y con retraso ¿A qué se debe?

Primero una aclaración. No hemos comprado la totalidad de las vacunas. Hemos firmado un contrato con montos y fechas referenciales, se ha hablado mucho de eso, no las hemos pagado. Las vacunas se pagan a medida que las van mandando. Cuando ya están en nuestro territorio, ahí se realizan los pagos. Vamos confirmando los lotes y ahí vamos haciendo los pagos.

En segundo lugar, la principal razón es la poca disponibilidad de insumos que tienen con todo el problema que hay a nivel global, no hay la cantidad de dosis suficientes.

Otro tema es el control de calidad para la exportación, lo que ellos dicen -Fondo Ruso de Inversión- que el Gobierno ruso les pide muchos requisitos para tener listo el producto para exportar y después, el principal problema es la licencia de exportación. Para hacer cualquier envío, ellos necesitan una licencia del Gobierno ruso y para tenerla deben haber cumplido primero con los objetivos con sus gobiernos locales, entonces, mientras no terminen de definir eso, no pueden comercializar.

Los volúmenes de exportación han sido mucho más bajos, es un tema no solamente con Bolivia, en este momento somos tres países que estamos recibiendo en América Latina estas vacunas: México, Bolivia y Argentina.  En conversaciones entre los tres –gobiernos- tenemos la misma dificultad.

Respecto a los números, recientemente hemos recibido 745 mil dosis, de las cuales 735 mil son primeras dosis y 10 mil segundas dosis. Las segundas dosis de las 735 mil, van a llegar más o menos a partir de los primeros diez días de julio.

¿Las segundas dosis están garantizadas?

El compromiso que ellos tienen es que van a cumplir. Ya hemos tenido muchos retrasos con el Fondo Ruso de Inversión, esperamos que cumplan con estas segundas dosis.

Hay algo que se debe aclarar, que se ve en la misma web del Fondo Ruso de Inversión, es que la primera dosis de la Sputnik V ya genera un nivel de protección bastante alto, sino me equivoco es el 72% de efectividad. Al colocarse la primera dosis, uno ya tiene un nivel alto de protección. No es como se indica que si uno no se pone la segunda dosis, es como si no te hubieses vacunado. Eso no es verdad, la protección continúa.

El compromiso de ellos es hacernos llegar las vacunas, esperamos que lo cumplan. Como Gobierno lo que podemos hacer es pedirles las garantías.

Además, no son vacunas que se hayan pagado por adelantado, nos van pasando, entonces en el mismo contrato tienen algunas excepciones. No podemos iniciar un arbitraje o algo así en este momento, por lo menos no lo recomendamos. El compromiso por parte de ellos está.

Cuando llegan las vacunas aquí a Bolivia, abrimos los contenedores, verificamos el contenido, las contamos y recién las pagamos.

Recepción en marzo de 2021 en el aeropuerto Jorge Wilstermann de 100.000 vacunas en calidad de entrega comercial y otras 100.000 como donación del Gobierno Chino de la marca Sinopharm. Foto: Ministerio de Salud.

Se señalaba que Bolivia había adquirido la suficiente cantidad de dosis para inmunizar a toda la población vacunable, ¿esto es cierto?

¡Claro! Estos contratos que hicimos es para garantizar eso. Se tiene contrato con el Fondo Ruso de Inversión en un monto global que es de 5,2 millones de dosis, un contrato con el laboratorio Serum que fabrica la vacuna AstraZeneca en la India con 5 millones de dosis. Y se tenía el compromiso de Covax que es conocido, de poder entregar el 20% de vacunas para cada uno de los países beneficiados.

Entonces si sumábamos esto, teníamos una cantidad suficiente para llegar a toda la población vacunable. Sin embargo, el instituto Serum no puede exportar, le cerraron las exportaciones por lo que está pasando ahora en la India, y no solo a Bolivia, sino que tampoco le puede entregar a Covax, ni a los otros países que han firmado el contrato.

Ese es el tema, por un lado, el instituto Serum que nos incumpla y Covax que nos incumpla. Covax nos ha entregado menos de 430 mil dosis, ya nos debería haber dado más de un millón.

Lo que hicimos, fue buscar nuevos proveedores, y ahí logramos los contactos con Sinopharm. Entonces, estamos reemplazando las dosis que no nos están entregando con las que han llegado de Sinopharm. Son 1,7 millones de dosis de Sinopharm, es la vacuna que más se ha utilizado en el país.

El 20 –de junio- en la noche nos van a entregar en el aeropuerto un millón más de Sinopharm, entonces tendremos 2,7 millones de esta vacuna en días. En julio y agosto vamos a ir negociando nuevos lotes de Sinopharm. Todo esto es complicado, primero ellos garantizan que el Gobierno chino nos priorice en su relación Estado-Estado y cuando este acepta o permite su exportación, recién vamos acordando las fechas. En julio estamos tratando de negociar una cantidad superior a este mes.

El laboratorio Gamaleya –de Rusia- se ha comprometido a ponerse al día. Hemos visto buenas señales, esperemos que se regularice la entrega de la cantidad prometida.

¿Hay posibilidad de importar la vacuna Sputnik V que está siendo fabricada en Argentina para mejorar los tiempos de entrega?

Sí, esa es la idea. Por ahora están produciendo pequeñas cantidades de un millón por mes, pero lo que hemos hablado con el Fondo Ruso es una alianza que tiene con la Argentina.

¿Cuál es el universo vacunable?  

Según nuestro plan de vacunación es de 7.180.428 personas, ese sería el 100% de población vacunable.

¿Cuándo prevén inmunizar a toda la población vacunable?

Depende de la cantidad de vacunas disponibles, estimamos que antes de que termine el año.

Se critica al Gobierno por las cláusulas de confidencialidad, ¿cuándo vencen y cuándo se podrá conocer el costo de las vacunas?

Es importante recalcar que no hemos pagado por las vacunas que no han llegado. En el caso de Rusia, el plazo que tiene –la cláusula de confidencialidad- es de tres años. 

En tres años vamos a poder revelar el contrato, pero en la propia página web del Fondo Ruso de Inversión te da una idea del precio, algo menos de diez dólares. 

No te da el valor exacto, pero más de nueve, menos de diez, todos los países pagamos lo mismo. El Decreto 4432 dice que podemos firmar contratos de confidencialidad solo por tres años.

En el caso de Sinopharm, el precio es mucho menor a lo que pagan otros países. Algunos países han revelado el precio y es bastante inferior, eso lo dijo el embajador –Huang Yazhong – de China en Bolivia y es un precio muy preferencial, incluso parcialmente subsidiado.

Puedo decirte que cuesta masomenos lo mismo que la Sputnik V, después de esos tres años se hará conocer todo el contrato.

¿Gobernaciones y alcaldías pueden importar vacunas? ¿Qué pasa con la empresa privada?  

Ese es otro tema con el que han estado desinformando. Las empresas privadas no tienen absolutamente ninguna prohibición ni restricción. Eso está establecido, tanto para importar una aspirina como una vacuna es exactamente el mismo procedimiento, los privados quedan por fuera, porque no están incluidos en estos decretos.

En el caso de gobernaciones y gobiernos municipales, ellos dicen que no se les ha autorizado expresamente en el Decreto 4432, que autoriza a la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (Ceass). Lo que no se les haya autorizado expresamente no quiere decir que se les prohíba, más bien el artículo dos de ese decreto les permite la contratación directa. No necesitan ellos –gobernadores y alcaldes- pasar por el sistema de obras públicas, ni las normas de compras, no hay nada que restrinja.

El primer decreto abre la posibilidad, el segundo Decreto 4438 da unos requisitos si quieren comprar del mercado local, eso es si pretenden adquirir con un importador, ahí es otra cosa.

Lo primero que hemos quedado con los gobiernos subnacionales es que ellos mismos han reconocido que no hay nada que les impida comprar. Ahora si quieren más flexibilidades… a qué me refiero… si el Gobierno se los importa, como ellos no pueden hacer los trámites de aduana, no pueden hacer el registro sanitario, no tienen una empresa municipal como la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud, lo que  hemos ofrecido es que utilicen la Ceass.

No hay ningún problema que la Ceass se lo puede importar sin ningún costo, y se los pueda hacer los trámites, eso es para facilitar aún más su importación. En este momento, pueden hacerlo como municipio si es que tuvieran en la aduana registro de importador o si tuvieran una licencia de importador de medicamentos, pueden hacerlo directamente.

Al no tener esto, pueden hacerlo mediante un importador. Si el importador les va a cobrar y no le quieren pagar, decimos bueno, entonces hazlo a través de la Ceass, pero no existe ninguna prohibición.

Han hablado de que “liberen las vacunas”, pero si uno lee el decreto en ningún lado se prohíbe, todo lo contrario. Antes, la Ceass no podía comprar en el exterior, el decreto de creación no le permitía. Ahora aprovechamos ese decreto -4432- y decimos que la Ceass puede comprar en el exterior, pero en ningún lado dice solo esta entidad y nadie más.  A eso le han dado un enfoque muy grave.

Hay que leer los decretos, no hay ninguna prohibición, yo les expliqué a las autoridades subnacionales. Eso está en un acta.

¿Cuánto se ha importado de oxígeno?

Las importaciones las hacen las empresas privadas, nosotros hemos estado coadyuvando en eso. El monto de cuánto ha ingresado por exportación, la verdad es que hay que esperar los datos INE (Instituto Nacional de Estadística).  La verdad, hemos coadyuvado las importaciones recientes, pero de enero, febrero, marzo y abril habría que tener la base de datos de INE.

Lo que sí puedo decir que por Chile tenemos siete camiones cisterna con tanques que están yendo y viniendo. Desde Santiago traen aproximadamente 17.5 a 18 toneladas en cada camión.  Esos camiones van y vienen, pero hemos llegado de tener de uno a siete en las últimas semanas. 

También puedo informar que Argentina nos ha liberado tres licencias, porque ese país tiene prohibida la exportación –de oxígeno medicinal-, una de 20 toneladas, y dos de 3.5 toneladas cada una. Con Brasil hemos logrado que nos autorice 320 toneladas, de esas, hemos traído tres cisternas de 22.5 cada uno, entonces vamos por las 67.5 toneladas. Lo demás que está entrando es de Chile, e incluso hemos perdido la cuenta.

Otra cosa que hay que resaltar, es que además de lo que están trayendo las empresas privadas, se ha logrado que la OPS (Organización Panamericana de la Salud) nos ayude a traer oxígeno como Estado, estamos trayendo un camión por semana de 20 toneladas de Chile. El primero ya entró el sábado -12 de junio- por la noche.

Se dice que Cancillería destina el 71% de su presupuesto en imagen ¿Esto es así?

Es completamente falso. Eso ha sido realmente muy mal intencionado. Hice una declaración en Página Siete, no en donde se publicó esta información (El Deber). Primero fue Página Siete que sacó esa información hace unas semanas, eso lo obtuvieron de nuestra rendición pública de cuentas

Ese presupuesto no es para imagen del país, es para un objetivo, que entre otras cosas está la imagen del país, la representación, etcétera. En realidad, el grueso de este presupuesto, el 95% es sueldos, costos de vida, alquileres y gastos administrativos de las embajadas que tiene Bolivia en el exterior.

Con ese presupuesto se pagan los sueldos de todos los diplomáticos que son alrededor de 300, pareciera que con eso vamos a hacer eventos o algo así. No es cierto, es completamente falso y esos son sueldos, costos de bienes, no solo de nuestras embajadas, también de nuestros consulados y representaciones consulares.

En total tenemos 109 oficinas en 32 países entre embajadas, representaciones permanentes, consulados y representaciones consulares, eso es para mantener todo el servicio exterior, para que puedan subsistir las oficinas en el exterior del país.

Sobre el entrevistado

Según la hoja de vida del Ministerio de Relaciones Exteriores, Benjamín Juan Carlos Blanco Ferri, es máster en Negociaciones Comerciales Internacionales, máster en Administración de Empresas y máster en Educación Superior.

Antes de asumir en el Viceministerio de Comercio Exterior fue embajador de Bolivia en Uruguay, representante permanente de Bolivia ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Fue director general de Negociaciones Comerciales Internacionales e Integración, director general de Acuerdos Comerciales y de Inversión, dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el área académica fue docente de la Academia Diplomática, de la Universidad Nuestra Señora de La Paz, es docente en la Universidad Andina Simón Bolívar y en la Universidad Autónoma Tomás Frías.

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica