Una cadena que habla de bonos y circula en WhatsApp pone en riesgo información personal – Bolivia Verifica
Una cadena que habla de bonos y circula en WhatsApp pone en riesgo información personal

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Coronavirus

Una cadena que habla de bonos y circula en WhatsApp pone en riesgo información personal

Compártelo por:

Portal web malicioso es el camino que usan para robar información de internautas.

El jueves 18 junio de 2020, en redes sociales empezó a circular una cadena, es decir, un mensaje reenviado a una amplia lista de contactos, lo que genera un alto alcance. Esta cadena trata sobre los bonos emitidos por Gobierno. La información que se envía es falsa y busca crear una base de datos en la nube que podría dañar la información personal.

Este es el texto que menciona la cadena: 

El link que se adjunta, direcciona a una página web común y corriente, la cual no pertenece al gobierno debido a su URL. Según la Guía de Estandarización para Sitios Web, las páginas se estandarizan bajo 5 principios generales aplicables a los sitios web gubernamentales del Estado Boliviano; (1 )transparencia y acceso a la información, (2) accesibilidad, (3) encontrabilidad, (4)  seguridad y (5) desarrollo de contenidos y diseño de interfaces.

El portal ya mencionado solicita los siguientes datos:

(imagen 2.2 captura de pantalla del portal)

Bolivia Verifica se contactó con Pilar Hoyos, del Viceministerio de Comunicación, a quien indagamos si este portal pertenece al gobierno: “Falso”. De igual manera, se tomó contacto con Cesar Salamanca, CEO de Quantum Group y Coach en Branding Digital, quien explicó: “Lo primero que hay que fijarse en estas cadenas, es si se están enviando por WhatsApp o por Mail, esto ya te da  una imagen de contenido fraudulento (…)”. Salamanca explica que en el contenido debe tener un comunicado o número oficial: “La comunicación oficial, en este caso, tiene que hacerlo el gobierno central, del país a través de un medio oficial de comunicación, ya sea su ministerio o su vocero”. También se refirió a que el URL de este portal no es válido ya que no pertenece a ninguna institución, ni mucho menos al gobierno, al no contar con finalización certificado ‘gob.bo’.

Salamanca proyectó la razón que tienen para crear este tipo de portales: “Están haciendo esto porque lógicamente la temática es sumamente atractiva. Lo que dice el portal es que si quieres el bono debes inscribirte y en ningún lugar oficial el gobierno dijo algo parecido”. De igual manera mencionó que la intención de estas acciones son principalmente dos: una, la de recabar información   (nombre, teléfono y mail) y cuando estas empresas obtienen los datos, los comercializan/venden como una base de datos para el entorno digital; dos, al llenar información en estos portales, obtienen un mapeo segmentado desde el lugar/accesorio que se ingresa la información (sobre la ciudad, el barrio y el número de IP), que también es comercializada/vendida.  

Finalmente el Oficial Ejecutivo en Jefe, mencionó: “Lo más peligroso es que, una vez tú abres esos portales, se activan diferentes puertas donde se meten diferentes bots a analizar tu información y a sacarte toda la data más importante sobre cuentas bancarias, tarjetas y claves. Lo más grave es que esto se usa para hackearte y ver de dónde y cómo empezar a hacer el famoso fishing, que es la pesca automática de algún tipo de recurso de información o de temas financieros y bancarios. Es como clonar una tarjeta de débito de una manera digital, más sencilla y fácil”.

Es así como este tipo de cadenas, que circulan en redes sociales, pueden robar información personal, sin que el usuario se de cuenta, pues es el facilitador de dichos contenidos. Más aún cuando se trata de dichas cadenas, ya que solicitan la difusión del mensaje, lo que ayuda a propagar un sistema de recopilación de datos. Es necesario que siempre se consulte a fuentes oficiales y no se caiga en engaños de personas maliciosas.