Jeanine Áñez no se refirió publicamente a nepotismo en el gobierno de Arce – Bolivia Verifica
Jeanine Áñez no se refirió publicamente a nepotismo en el gobierno de Arce

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

FalsoVerificación

Jeanine Áñez no se refirió publicamente a nepotismo en el gobierno de Arce

La declaración no forma parte de sus últimas apariciones públicas

A través de Facebook se comparte una supuesta declaración vertida por la ex presidenta interina Jeanine Áñez, quien aparentemente criticó nepotismo en el gobierno de Luis Arce Catacora. Es información falsa. Dicha declaración no corresponde a ninguna intervención pública de Áñez ni a ningún mensaje vertido en sus cuentas oficiales en redes sociales.

“Como es posible que el gobierno ponga a sus familiares en cargos del Estado, el nepotismo es imperdonable” dice la supuesta declaración de la ex mandataria.

A través de la revisión hemerográfica constatamos que Áñez no expresó dicha declaración de manera pública en ningún medio de comunicación y tampoco publicó algo al respecto de nepotismo en sus redes sociales.

Bolivia Verifica tomó contacto con la ex mandataria quien descartó que dicha opinión corresponde a sus declaraciones. “Es información falsa“, aseveró Áñez.

Recientemente el gobierno de Luis Arce Catacora se vio sumido en la crítica por la designación de una ex pareja de un ministro como jefe de gabinete en el ministerio de Desarrollo Rural y Tierras. No muy lejos de ello, el gobierno interino también fue observado por presunto nepotismo en diciembre de 2019 tras la designación de la hermana del entonces ministro Arturo Murillo como diplomática de Bolivia en Miami, Estados Unidos. Parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) denunciaron nepotismo del caso, pero la entonces canciller Karen Longaric destacó su experiencia.

El Gobierno interino argumentó que no fue nepotismo, porque se trató de una persona capacitada y que su designación fue un acto de “humanidad” ante amenazas de muerte que había recibido, tras los hechos suscitados en noviembre por la renuncia del expresidente Morales, según reportó OPINIÓN.