Falso debate: No es posible anular la Constitución Política del Estado por decreto – Bolivia Verifica
Falso debate: No es posible anular la Constitución Política del Estado por decreto

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

FalsoVerificación

Falso debate: No es posible anular la Constitución Política del Estado por decreto

Compártelo por:

En redes sociales se debate la posibilidad de que la actual Constitución Política del Estado sea anulada a través de un decreto emitido por la presidenta Jeanine Áñez. Jurídicamente eso no es posible y aquí te explicamos por qué

 

A través de redes sociales se discute la posibilidad de anular la actual Constitución Política del Estado (CPE) a través de un decreto y restituir la legitimidad de la Constitución anterior -aprobada en 1967, modificada en 1994 y 2004-, con el fin de anular la actual Asamblea Legislativa Plurinacional y volver a la “República”.

Sin embargo, anular la CPE por decreto no es posible, debido al principio de supremacía y/o jerarquía que tiene esta norma, considerada la “Ley Suprema del Estado y fundamento del sistema jurídico”.

Uno de las primeras personas que planteó la idea de anular la CPE es Carlos Sánchez Berzaín, exministro de Defensa durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, quien planteó este tema a través de un vídeo que luego fue reproducido por la cuenta en Facebook de PalenqueTV el 24 de mayo de 2020, grabación que se hizo viral en redes y que registró 1,4 mil comentarios.

El constitucionalista Paulino Verastegui afirma que anular la Constitución actual a través de un decreto que “es jurídicamente imposible”. Verastegui recordó que la Constitución de 2009 “fue aprobada por referéndum popular y la voluntad del pueblo no se puede cambiar por decreto. No olvidarse que la Constitución no es solo un hecho jurídico sino es también un hecho político”.

Denominación del Estado

Si bien no se puede anular la CPE por decreto, sí se podría denominar a Bolivia como República.

«Bolivia es una una república y jamás dejó de serlo», explicó el constitucionalista Bernardo Wayar y se respalda en el artículo 11 de la actual Constitución. Pero entonces, ¿de dónde nace la denominación de Estado Plurinacional de Bolivia?

Según explicó Wayar, nace del decreto 48 promulgado en marzo de 2009, dos meses después de ser aprobada la nueva Constitución Política del Estado. La mencionada norma tiene un artículo único que dice en la última parte de sus considerandos:

«En cumplimiento de lo establecido por la Constitución Política del Estado, deberá ser utilizada en todos los actos públicos y privados, en las relaciones diplomáticas internacionales, así como la correspondencia oficial a nivel nacional e internacional, la siguiente denominación: Estado Plurinacional de Bolivia»

Esta denominación, según el análisis de Wayar, sí puede ser anulada por otro decreto y se puede denominar nuevamente a Bolivia como “República”.

El constitucionalista explicó que: “Lo que se intentó en el gobierno de Morales es tratar de hacer desaparecer toda norma, forma anterior para entender que era una nueva cosa, la construcción de un Estado nuevo y ha tenido sus peculiaridades. Pero Bolivia sigue siendo una república”.

Paulino Verastegui coincidió con Wayar en que sigue siendo República como señala el artículo 11 de la Constitución. “La República se refiere a la forma de gobierno y en el mundo solo hay dos modelos: monarquía o república. Incluso las monarquías son constitucionales porque tienen un rey, pero el gobierno es nombrado por el voto popular de la gente. En nuestro caso es República porque los órganos de gobierno (ejecutivo y legislativo) son nombrados por el voto popular”, explicó.