Esta mujer no vive una “vida plena por tomar ivermectina”, murió por COVID-19 este año – Bolivia Verifica
Esta mujer no vive una “vida plena por tomar ivermectina”, murió por COVID-19 este año

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

Esta mujer no vive una “vida plena por tomar ivermectina”, murió por COVID-19 este año

Verónica Wolski falleció a causa del coronavirus, pero grupos que se oponen a las vacunas afirman que ella “vive una vida plena” sin usar barbijos, gracias al dióxido de cloro y la ivermectina

Captura de imagen y mensaje que circulan a través de WhatsApp.

Un mensaje que circula en redes sociales indica que Verónica Wolski, reconocida en Estados Unidos por oponerse a las vacunas, “mantiene su sistema inmune fuerte” gracias al dióxido de cloro y que su aliado frente al coronavirus es la ivermectina. A la vez, se afirma que la mujer es un “ejemplo” a seguir, pero estos datos se consideran falsos, pues Wolski contrajo COVID-19 y falleció el 13 de septiembre de 2021  debido a la enfermedad. En esta nota te contamos más sobre ella. 

El mensaje circula junto a una fotografía de Wolski a través de distintos grupos de Telegram, su contenido es el siguiente:

“Verónica Wolski vive una vida plena sin usar barbijo, su aliado principal es la ivermectina que no quieren aprobar estos doctores delincuentes. Su sistema inmune está cuidado gracias al dióxido de cloro y no se vacunó… Es un ejemplo a seguir”.

El dióxido de cloro no fortalece el sistema inmune 

Según el mensaje, el dióxido de cloro mantiene fuerte el sistema inmune; sin embargo, es falso.

El  Ministerio de Salud y Deportes  señaló que el dióxido de cloro es un compuesto químico que se utiliza a nivel industrial como blanqueador y desinfectante, su consumo puede provocar fallos respiratorios y hepáticos, trastornos sanguíneos, vómitos, anemia, diarrea y otros.

“El clorito de sodio o dióxido de cloro no está reconocido como medicamento por ninguna agencia sanitaria a nivel internacional, no se encuentra incluido en la norma farmacológica y a la fecha no existe ninguna solicitud de registro sanitario de ese producto”, es el texto que figura en  la web  de dicha institución.

No existe hasta la fecha ningún estudio científico que demuestre que el dióxido de cloro puede curar o prevenir enfermedades. Tampoco se demostró su eficacia  frente al coronavirus.

“La OPS no recomienda utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral o parenteral (intravenosa, intraarterial, intramuscular y subcutánea) en pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID-19, ni en ningún otro caso, porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos”, indica un pronunciamiento de esta organización. 

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, señaló que entre los efectos adversos por tomar dióxido de cloro están la insuficiencia respiratoria, insuficiencia hepática aguda, ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales.

La ivermectina no cura el coronavirus

Este fármaco está reconocido por la  Organización Mundial de la Salud para tratar enfermedades causadas por parásitos como la sarna, la oncocercosis  que puede generar ceguera (causada por la larva de la mosca negra), la   estrongiloidiasis  (que ocasiona diarrea, tos y dolor abdominal), entre otros. El medicamento se aplica tanto en humanos como en animales, aunque las presentaciones son distintas.

El fármaco está aprobado para tratar y curar ciertas afecciones, pero puede tener  contraindicaciones como náuseas, vómitos, diarrea, sarpullido, dolor de estómago, convulsiones, confusión, baja de presión arterial, hinchazón de extremidades y rostro, entre otros, según indica la FDA.

La OMS recomienda  su uso solo en ensayos clínicos y desaconseja que se utilice para tratar a pacientes con COVID-19 en hospitales.

El caso de Verónica Wolski

La mujer no negaba el coronavirus, pero no usaba barbijo, promovía la cura de la enfermedad con ivermectina y estaba en contra de las vacunas.

Wolski era defensora de teorías conspirativas sobre los inmunizantes, pero contrajo COVID-19 aproximadamente el 30 de agosto de 2021.

La mujer fue internada en el hospital de Chicago, en Estados Unidos, los médicos indicaron que siguieron la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y de la Administración de Alimentos y Medicamentos para tratar a la paciente, pero su abogado, Lin Wood, insistía en que le den el alta médica para trasladarla a otro sitio, incluso grabó un video  asegurando que había una ambulancia afuera del hospital para atender a Wolski.

Tras su muerte, Wolski se convirtió en una “mártir” para sus seguidores, algunas de las frases que expresó cuando estaba viva fueron las siguientes: “Ni una sola vez he usado un tapabocas. He llamado a la policía a denunciar personas que han intentado obligarme a usar mascarillas”, según reflejan videos de diferentes canales informativos.

El  Tribuno de Chicago  coincide con esta versión y también indica que la causa de la muerte de Wolski fue una neumonía relacionada con la COVID-19.

El medio  Fox 32 Chicago  informó que la mujer tenía 64 años y que sus partidarios no solo llamaban continuamente al hospital para reclamar, también había una amenaza de bomba. Si desea ver el informe reproduzca el siguiente video, para acceder al idioma español active los subtítulos.

Lamentablemente, Wolski perdió la batalla contra el coronavirus y falleció el 13 de septiembre. 

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica