¿En qué quedó el caso de Nemesia Achacollo? - Bolivia Verifica
¿En qué quedó el caso de Nemesia Achacollo?

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Apertura1Explicador

¿En qué quedó el caso de Nemesia Achacollo?

Compártelo por:

Ingresó a la cárcel en dos oportunidades por el caso del exFondo Indígena. Ahora goza de libertad, pero enfrenta un juicio y las investigaciones sobre el caso continúan

La exministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, fue acusada por favorecimiento al enriquecimiento ilícito y otros delitos relacionados al exFondo Indígena, la arrestaron y años después le otorgaron detención domiciliaria. En la actualidad, Achacollo goza de libertad. Pero ¿en qué quedó el caso? En esta nota te contamos todo a detalle.

El Fondo Indígena

El 22 de diciembre del 2005 el expresidente de Bolivia Eduardo Rodríguez Veltze emitió el Decreto Supremo N: 28571 para crear el “Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas”. El propósito era beneficiar de manera directa a los Pueblos Indígenas, Originarios y Comunidades Campesinas con el financiamiento de proyectos de desarrollo productivo y social”. De esa manera nació el Fondo Indígena.

Del Ministerio de Desarrollo a prisión tras desfalco

Nemesia Achacollo fue ministra de Desarrollo Rural y Tierras desde el 2010 al 2015. Mientras ocupaba ese cargo, también ejercía la presidencia del directorio del Fondo de Desarrollo Indígena y Campesino (Fondioc).

En el 2015 se registró un desfalco de 71 millones de bolivianos del Fondo Indígena que estaban destinados a 153 proyectos. Como consecuencia, se destituyó a Marco Antonio Aramayo, quien era director ejecutivo del Fondioc.

Posteriormente, Achacollo junto a la ministra de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, Lenny Valdivia, nombraron como nueva directora en calidad de interventora del Fondo Indígena a Larissa Fuentes el 25 de febrero de 2015. El trabajo de esta nueva autoridad era transparentar el manejo de los recursos y elaborar informes sobre casos de corrupción dentro de esa instancia.

Los informes permitirían iniciar procesos penales en contra de los directores ejecutivos que estuvieron a cargo del Fondo Indígena, uno de los cargos por los que se los acusó fue daño económico al Estado.

Tiempo más tarde, se supo que la intervención al Fondo Indígena reveló varias denuncias de corrupción y proyectos fantasmas. Ante las acusaciones, el 31 de agosto de 2015 Achacollo renunció a su cargo de Ministra de Desarrollo Rural y Tierras, y entre lágrimas dijo que no cometió ningún delito y que no se llevó ni un peso. Asimismo, mencionó que se defendería de todas las acusaciones que se realizaron en su contra por proyectos inconclusos que ya estaban financiados.

Un año después, Achacollo estaba acusada de cometer los delitos de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y favorecimiento al enriquecimiento ilícito. El 3 de agosto del 2016 fue arrestada.

Cuando Achacollo era presidenta del Directorio del Fondo Indígena estaba en la obligación de rechazar o aprobar el financiamiento de proyectos. Durante su gestión, entre el 2010 y el 2014, se habrían aprobado varios proyectos que tenían irregularidades porque no habían sido ejecutados.

El 19 de diciembre del 2016 la justicia decidió enviarla a la cárcel de Miraflores de La Paz.  Por el caso existían 105 imputados, de los cuales 37 estaban con detención preventiva, 10 con arresto domiciliario, 20 con medidas cautelares, 18 fueron declarados rebeldes y dos tenían medidas sustitutivas.

Hasta esa fecha el Fondo Indígena había financiado 1.099 proyectos, para los cuales transfirió Bs. 729.732.136 y aún debía desembolsar Bs 363.175.850. El dinero en total ascendía a los Bs.  1.092.308.017.

Un año de prisión

En diciembre de 2017 después de pagar Bs. 50.000 y de presentar tres garantes solventes, Achacollo se benefició de la detención domiciliaria. Esta pena debía cumplirla en su domicilio de Montero en Santa Cruz. Sin embargo, esa decisión no la liberaba de ninguna culpa, ella seguía siendo investigada, pero podía defenderse en libertad y dedicarse a la agricultura.

Viajes constantes

Un video en el que Achacollo fue vista a bordo de un avión y sin custodios se viralizó en las redes sociales en agosto de 2018, en ese entonces se decía que ella viajaba tranquilamente pese a tener arresto domiciliario. 

Sin embargo, Achacollo dijo a Los Tiempos que aún tenía arresto domiciliario y que viajaba cada lunes y viernes de Santa Cruz a La Paz para cumplir la orden de firmar un libro de registro. También explicó que no se le permitía firmar en la ciudad cruceña y que se queda poco tiempo en La Paz porque padecía de presión alta y que si se queda por más de tres horas se indispone.

Circula como actual el video de Nemesia Achachollo en un avión, el registro es de 2018

Volvió a prisión

El 19 de diciembre de 2019 el juez segundo de instrucción en lo Penal, Santos Ayala, revocó el arresto domiciliario de Achacollo para darle detención preventiva de 6 meses a solicitud del entonces director del Fondo Indígena, Rafael Quispe y de la Fiscalía. Esta decisión se tomó porque aparentemente la acusada violó su detención domiciliaria al viajar constantemente en avión.

Se dispuso que Achacollo vaya al penal de Palmasola en Santa Cruz, pero su defensa solicitó que el arresto sea en la cárcel de mujeres de Miraflores en La Paz debido a que viajar constantemente para cada audiencia se le hacía muy caro.

Nuevamente libre

Tiempo después, el juez Alan Zárate dijo que concluyeron los seis meses de detención preventiva y que no se aportó ninguna prueba nueva en contra de Achacollo. Por ese motivo le otorgó detención domiciliaria. La acusada dejó la cárcel de Miraflores el 6 de julio de 2020.

El 20 de noviembre de la misma gestión La jueza Claudia Castro consideró que en cuatro años de investigación no se aportó ningún elemento conclusivo sobre el caso y ordenó que se levante la detención domiciliaria en contra de Achacollo. De esa manera ella podría defenderse del proceso judicial en libertad. 

A partir de esa fecha la exministra podía salir de su domicilio, y realizar distintas actividades, pero aún continuaba con medidas cautelares como arraigo y fianza.

El caso de Aramayo

Marco Antonio Aramayo fue director del Fondo Indígena y trabajó en esa institución desde septiembre de 2013 hasta febrero de 2015. En septiembre de 2021 contó a la Agencia de Noticias Fides que denunció casos de corrupción que ocurrieron en el Fondo indígena antes de que él fuera el director, entre las gestiones 2009 al 2013.

“Investigué durante 9 meses 153 proyectos pagados sin descargo entre los años 2009 al 2013. De los cuales, adjunto a esos 153 proyectos, habían 30 proyectos fantasmas que habían sido desembolsados pero que nunca nadie especificó quiénes eran los dueños”, dijo Aramayo a dicho medio. 

Por los casos de corrupción dentro del Fondo Indígena, Aramayo fue citado a declarar ante el Ministerio Público, se presentó el 26 de febrero de 2015 y al día siguiente fue detenido y enviado a la cárcel con detención preventiva. Pasó de ser denunciante a denunciado, se convirtió en el supuesto responsable.

Desde entonces estuvo preso por siete años, tiempo en el que el Estado abrió 256 procesos en su contra.  Sus audiencias se realizaron en distintos juzgados del país por lo que fue trasladado a 57 distintas cárceles y carceletas. Mientras estaba preso contrajo COVID-19 en cuatro oportunidades, también padecía de hipertensión y diabetes.

En el 2015 Aramayo difundió un video en el que denunciaba que Achacollo autorizó el desembolso 575 millones de bolivianos para proyectos pese a que el Fondo Indígena tenía una deuda millonaria.

Un año después Aramayo habría enviado una carta al expresidente, Evo Morales, con el siguiente texto: “Hermano Presidente: Yo informé, 15 días después de asumir como director del Fondioc, las diversas irregularidades que se cometían en el Fondo Indígena. Por esa razón solicité al directorio la auditoría por la Contraloría en septiembre de 2013, para una reestructuración del Fondo”.

El 15 de abril de 2022 los medios de comunicación reportaron que Aramayo se encontraba en terapia intensiva a consecuencia de un coma diabético. En la madrugada del 19 de abril sufrió un segundo paro respiratorio y murió en la sala de terapia intensiva del Hospital Cotahuma en La Paz.

Después de que se informara de la internación y muerte de Aramayo en las redes sociales y en otras instancias se volvió a hablar del caso del exfondo Indígena y de Nemesia Achacollo.

¿En qué quedó el caso de Aramayo y Achacollo?

El abogado de Aramayo, Hector Castellón, dijo a Bolivia Verifica que los procesos que se seguían en contra de su cliente se extinguen, pero que no se detiene la investigación por el caso del exfondo Indígena. 

“Marco tenía decenas de procesos, los casos que están contra él se van a extinguir a favor de él por así decirlo porque el Código de Procedimiento Penal establece esa forma de extinción, por muerte. Pero eso no implica que los casos tengan que detenerse, ya el Fiscal de distrito de La Paz señaló que, si bien se va a prescindir de persecución penal contra Marco tiene que continuar en contra los demás implicados”, comentó el abogado. 

Sobre Achacollo, Castellón dijo que el proceso continúa y que sigue en investigación. Por su parte Correo Del Sur informó que la exministra solo enfrenta un juicio y que goza de la posibilidad de defenderse en libertad.

Bolivia Verifica se contactó con Achacollo y le consultó al respecto, ella indicó que el proceso que se le sigue continua y que el caso está “estancado en la Fiscalía”. Para obtener más detalles sobre el tema tratamos de contactar insistentemente al abogado de Achacollo, Milko Suaznabar, pero no obtuvimos respuesta.

WhatsApp
Hola soy Olivia, el chatbot de Bolivia Verifica, envíame el tema que deseas que busque para ti...