COED Tarija no avaló manual de consumo de dióxido de cloro  – Bolivia Verifica
COED Tarija no avaló manual de consumo de dióxido de cloro 

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Coronavirus

COED Tarija no avaló manual de consumo de dióxido de cloro 

Compártelo por:

Circula en las redes sociales un boletín con los sellos del Gobierno Autónomo Departamental de Tarija y de la Universidad Juan Misael Saracho

El manual de consumo de dióxido de cloro con sellos de la universidad tarijeña y la Gobernación de ese departamento que circula en cadena por WhatsApp. 

 

El tratamiento con dióxido de cloro en contra del coronavirus, no está avalado por el Ministerio de Salud; sin embargo, circula en las redes sociales un manual de consumo que lleva los sellos del Gobierno Autónomo Departamental de Tarija y de la Universidad Juan Misael Saracho (UAJMS), aunque el mismo no está dentro de sus página oficiales, por lo que es engañoso. 

El Servicio Departamental de Salud de Tarija (Sedes) que está a la cabeza del Comité Operativo de Emergencias Departamental (COED), negó que el citado documento esté avalado. “Consumo correcto del dióxido de cloro”, titula el manual que de manera concisa explica cuánto de este producto es aconsejable consumir, dependiendo el grado de avance del virus en el organismo. 

En el manual se explica dos tipos de protocolos para el consumo: El “C” como preventivo y el “F” para personas que tienen síntomas de coronavirus. Este contenido está siendo compartido en cadena por WhatsApp. 

Sedes-Tarija

“El Sedes no avala ningún contenido promocional de dióxido de cloro”, responde a Bolivia Verifica la directora interina de esta institución, Claudia Montenegro. Al mismo tiempo muestra el instructivo ministerial 038/2020, que en el punto “IV de tratamientos alternativos/complementarios”, indica sobre el dióxido de cloro que “por la evidencia de los efectos colaterales nocivos y riesgos de intoxicación, está prohibido el uso de este producto en todo el territorio nacional”.

Desde la jefatura de Prensa del Sedes también negaron a Bolivia Verifica que este material tenga el aval del COED. 

Investigación 

Sí es evidente que la Gobernación de Tarija está apoyando una investigación al tratamiento con dióxido de cloro que efectúa la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS). Sin embargo, esta institución no confirmó que el citado manual sea parte de dicho trabajo.

“Existe una investigación científica de la universidad con algunos médicos del Sedes y con patrocinio de la Gobernación para hacer tratamiento a pacientes positivos que voluntariamente quieran hacerlo”, confirmaron a Bolivia Verifica desde la Dirección de Comunicación.

En  la Gobernación no pudieron afirmar si el citado manual forma parte o no de este proyecto, aunque aseguran que no están promocionando en sus redes sociales ninguna postura,  con el fin de evitar que las personas busquen este producto para auto medicarse.

Universidad

No ha sido un documento hecho en la universidad”, responde a Bolivia Verifica el rector de la UAJMS, Gonzalo Gandarillas Martínez. 

Gandarillas indica que dentro del proyecto de investigación del dióxido de cloro existen diferentes fases, donde este tipo de material puede ser parte de un proceso. Que de repente se haya pensado…”, dice respecto al documento, al acotar que en este tipo de proyectos hay una serie de trabajos que se hacen de manera experimental, sin que todo el material se publique. 

“No todo lo que se hace en un proyecto se saca a la luz, eso es lo que preocupa, si es que alguien filtró eso”, indica.

Aclara que la universidad no puede sacar un documento que vaya en contra de la ley, aunque apunta que la misma normativa no es clara, pues hasta ahora solo existen comunicados e instructivos desde el Ministerio de Salud.

En síntesis, el citado manual no está avalado por las instituciones mencionadas ni por el personal de salud, pese a que lleva sus logotipos, siendo un material engañoso.