Realizan falsas comparaciones entre la vacuna contra la COVID-19 y la ivermectina – Bolivia Verifica
Realizan falsas comparaciones entre la vacuna contra la COVID-19 y la ivermectina

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalso

Realizan falsas comparaciones entre la vacuna contra la COVID-19 y la ivermectina

Un supuesto médico habla en un video de un medio de comunicación peruano, donde resalta los atributos de este medicamento para curar a las personas del coronavirus

Circula un video en el que comparan los beneficios de la ivermectina frente a las vacunas contra la COVID-19.

En un programa de televisión un supuesto médico indica que la ivermectina previene y cura del coronavirus a las personas, siendo “mejor” su respuesta en el organismo humano que las vacunas permitidas, haciendo una comparación de sus resultados. Esta comparación es falsa.

“La ivermectina ha tenido importante éxito en varios países en cuanto a prevención contra el coronavirus. Este medicamento es una mejor opción que las vacunas”, son las palabras del “médico” peruano Manolo Fernández en una entrevista del programa “Rey con Barba” de Wilax TV de Perú.

La entrevista se dio con el conductor de televisión peruano, Rafael Rey, quien además  difundió una imagen con datos de presuntas “ventajas” de la ivermectina frente a las vacunas contra el coronavirus.

Este material fue difundido en redes sociales desde el pasado 14 de diciembre.

Sobre las comparaciones

Una de las principales comparaciones que hacen en este programa de televisión, cuyo video circula en cadena por las redes sociales como Facebook y WhatsApp, es que supuestamente la ivermectina “no genera efectos secundarios” a diferencia de las vacunas.

Sin embargo, un informe de MedlinePlus refiere que la ivermectina puede generar diferentes efectos secundarios como: mareos,  pérdida de apetito, náuseas, vómitos,  dolor o hinchazón estomacal,  diarrea, estreñimiento, debilidad, somnolencia, temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo y  molestias en el pecho.

MedlinePlus es un servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Entre los efectos secundarios registrados con las vacunas que están siendo distribuidas en países como Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña están la fatiga, dolor de cabeza y algunas reacciones alérgicas, pero en porcentajes menores, según un informe de la Administración de Medicamentos y Alimentos ​​ o Administración de Alimentos y Medicamentos​ de Estados Unidos (FDA).

En el cuadro comparativo de Manolo Fernández se indica que las vacunas ya han generado diez muertes, mientras que no existe “ninguna” registrada por la administración de ivermectina en humanos.

Sobre esta afirmación, hay que aclarar que el voluntario de las pruebas del laboratorio AstraZeneca, fallecido en Brasil, no había recibido la vacuna, sino un placebo, cita un informe del periódico El País de España.

El placebo es una sustancia que no tiene ningún tipo de actividad farmacológica, que se usa para hacer creer al paciente que la ingiere que es un medicamento  efectivo para cierta patología.  El placebo es utilizado para hacer diferentes investigaciones.

Sobre otros seis voluntarios fallecidos de la vacuna de Pfizer/BioNTech en Estados Unidos, la FDA informó que cuatro habían recibido un placebo y dos murieron por enfermedades no relacionadas con la vacuna.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte en un informe que la ivermectina “se está utilizando incorrectamente para el tratamiento del nuevo coronavirus, sin que haya ninguna evidencia científica de su eficacia ni su seguridad para el tratamiento de esta enfermedad”.

Sobre estos anuncios, el Colegio Médico del Perú se pronunció en sus páginas en las redes sociales advirtiendo a la población de que esta comparación es “falsa”.

El subdirector del hospital San Juan de Dios de Tarija, Marcos Oliva Castrillo, dijo a Bolivia Verifica que nadie puede suministrar una droga “sin una prescripción médica”, respecto al uso de la ivermectina contra el coronavirus.

El cuadro de comparaciones entre la ivermectina y las vacunas contra la COVID-19 que circula en las redes sociales.

¿Quién es Manolo Fernández?

Pudo constatarse que Manolo Fernández en realidad no es un médico, sino un veterinario propietario de laboratorio Farvet, uno de los principales impulsores en ese país del consumo de la ivermectina.

Ojo Público de Perú, un medio de comunicación de investigación de ese país, desvirtuó en más de una oportunidad las aseveraciones de Fernández por medio de verificaciones.

Farvet es un laboratorio peruano que produce vacunas veterinarias. Este laboratorio anunció una “vacuna peruana” en contra del coronavirus, refiere una nota del 30 de mayo de El Comercio.

Si bien esta investigación fue registrada en la Organización Mundial de la Salud (OMS), no llegó a la fase 3 de experimentación en humanos.

Para que un insumo sea aprobado como medicamento debe superar los estudios de “fase 3” en la etapa donde desarrollan ensayos clínicos aleatorios y doble ciego.

En síntesis, no hay la suficiente evidencia científica sobre el alcance del uso de la ivermectina en contra de la COVID-19, como sí existe aval científico de las vacunas contra la COVID-19 que cumplieron las diferentes fases de prueba en base a los parámetros exigidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).