No se encontró la “cura” de la COVID-19 en 2020 como afirma cívico de El Alto – Bolivia Verifica
No se encontró la “cura” de la COVID-19 en 2020 como afirma cívico de El Alto

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusDiscursoFalso

No se encontró la “cura” de la COVID-19 en 2020 como afirma cívico de El Alto

El dirigente alteño Gregorio Gómez se pronunció en contra del anuncio de obligatoriedad del certificado de vacunación en ese municipio, quien además estuvo acompañado de la doctora Patricia Callisperi, una de las voces más representativas del movimiento antivacunas en el país. Los datos referidos ante los periodistas no tienen sustento científico 

El dirigente cívico de El Alto en una rueda de prensa, donde hace conocer su descontento por el anuncio de la alcaldesa alteña sobre el certificado de vacunación.

El dirigente cívico de El Alto, Gregorio Gómez, se pronunció públicamente los días 16 y 18 de agosto en contra del anuncio de la  la obligatoriedad del certificado de vacunación en ese municipio, asegurando ante los periodistas que ya se descubrió en 2020 una “cura” contra la COVID-19.

Estas aseveraciones son falsas.

Gómez se presentó públicamente junto a la doctora Patricia Callisperi, una de las impulsoras del movimiento antivacunas en Bolivia, manifestándose en contra de la obligatoriedad y “coacción” con el certificado de vacunación.

El dirigente cívico hizo conocer su desacuerdo con la obligatoriedad de este documento, aunque aclaró que no está en contra de la vacunación.

Cuando una periodista le dijo que El Alto tiene baja cobertura en vacunación, lo que puede derivar en un incremento de casos de COVID-19, la respuesta del cívico fue que el año 2020 ya se había encontrado la cura.

En otra consulta de un periodista de Unitel, Gómez defendió el uso de químicos alternativos como el dióxido de cloro, tomándolas como medida preventiva contra la COVID-19. A continuación te mostramos sus declaraciones:

Periodista: Don Gregorio hay un estigma por los funcionarios del Sedes que en la ciudad de El Alto solo hay un 25% -de cobertura en vacunación- y temen que esta ciudad sea uno de los lugares donde más casos de COVID se registren. ¿Qué pasa con ese tema?

Gregorio Gómez: Es una mentira, porque en el 2020 se ha defendido la gente, la población, y han encontrado la cura de la vacunación con medicina tradicional, con otras medicinas como dióxido de cloro, se han defendido ¿Acaso en el 2020 ha habido hartos infectados en El Alto? ¡No había en 2020! Solamente se han manejado números.   

Periodista 2: Pero el dióxido de cloro y la medicina tradicional tampoco tienen respaldo científico.

Gregorio Gómez: Sí, pero ya han hecho prueba los naturistas. Nos vamos a reunir con amautas, naturistas, con médicos para sacar conclusiones, no para confundir a la población.

Periodista 2: Las vacunas igual tienen pruebas.

Gregorio Gómez: Sí, estamos de acuerdo con todos, pero hay personas que no quieren vacunación, ¿qué va a ser de esas personas?

Gómez junto a la doctora Callisperi y un grupo de manifestantes que protestaron por el anuncio de obligatoriedad de las vacunas contra la COVID-19 en El Alto. Foto El Día.

No se ha encontrado una cura en 2020

El dirigente cívico Gregorio Gómez asegura que el pasado año se encontró una cura para el nuevo coronavirus, versión que es falsa, pues hasta la fecha no existe un medicamento específico que te sane de esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) había informado hasta noviembre de 2020 que no se tiene “ningún medicamento específico” para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus (2019-nCoV).

Sí existe una lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes que ingresan a unidades de cuidados intensivos con sospecha o diagnóstico confirmado de COVID-19.

Si bien las vacunas contra la COVID-19 no te curan del virus, evitan que la enfermedad se agrave, según especificaron los expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la última conferencia de prensa brindada este 18 de agosto. “Te evita desarrollar una forma grave de COVID-19 o de morir”, afirma el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

Ni el dióxido de cloro ni la medicina tradicional te sanan de la COVID-19

Otra de las afirmaciones de Gómez es que existen medicinas alternativas para el tratamiento de la COVID-19 como la tradicional y el dióxido de cloro. Esta versión también es falsa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que si bien existen “algunas soluciones” de la medicina tradicional o remedios caseros que pueden resultar reconfortantes y aliviar síntomas leves de la COVID-19, “ninguno ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”.

La OMS y los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (África CDC) están investigando desde julio de 2020 los alcances de la medicina tradicional contra la COVID-19. Todavía no se tienen resultados de estas investigaciones.

En una anterior entrevista, el director científico de Hemera Unidad de Infectología IPS en Bogotá-Colombia, Henry Mendoza, le dijo a Bolivia Verifica que “en el caso del dióxido no solo no funciona, sino que puede ser perjudicial” para la salud.

En la misma línea, el jefe de terapia intensiva del hospital San Juan de Dios de Tarija, Roberto Mérida Maldonado, alertó que el 85 por ciento de los pacientes por COVID-19 que fallecieron en este centro médico en la primera ola, “habían tomado dióxido de cloro como una forma de tratamiento”.

El médico advirtió anteriormente a Bolivia Verifica que este producto altera el sistema renal, produce insuficiencia renal y activa los “radicales libres de oxígeno” que son los elementos tóxicos.

Este producto tampoco es considerado un medicamento como dice el dirigente cívico. La OPS explica en un informe que el dióxido de cloro es un gas utilizado como blanqueador en plantas de tratamiento de agua y fábricas de papel, mientras que el hipoclorito de sodio, es un desinfectante comercializado como lejía o lavandina doméstica.

“Ambos -productos- podrían ser tóxicos si se ingieren y pueden causar una variedad de efectos adversos”, advierte este organismo de salud.

Sí hubo casos positivos de COVID-19 en El Alto durante 2020

Gómez en su encuentro con los periodistas indica que el pasado año no se tuvo muchos infectados de COVID-19 en El Alto, incluso acota que prácticamente “no había”.

Contrariamente a estas declaraciones, los datos reflejan que el municipio de El Alto fue el segundo más afectado del departamento de La Paz por casos positivos de COVID-19 durante el 2020, según detalla el informe de evolución estadística de la COVID-19  del Gobierno Departamental.

Este informe abarca los datos de la pandemia recolectados entre marzo y diciembre de 2020 en el departamento de La Paz.

El municipio de La Paz fue el más afectado de ese departamento en 2020 con 303 casos positivos por cada 10 mil habitantes, seguido de El Alto con 106 casos por cada 10 mil habitantes.

En cuanto a decesos en 2020 por COVID-19, El Alto ocupa el tercer lugar en ese departamento, siendo solo superado por La Paz y Umala.

La Paz registró 94 decesos por cada 100 mil habitantes, Umala 37 y El Alto 35.

Municipios de La Paz con más casos positivos por cada 10.000 habitantes durante el 2020. El Alto fue el segundo municipio más afectado por la pandemia en ese departamento. Fuente: Gobernación de La Paz.

Gómez no confía en estadísticas oficiales

Cuando Bolivia Verifica consultó a Gómez en qué sustenta sus dichos, respondió que en testimonios, aunque no cuenta con una base de datos o un seguimiento de las personas consultadas. “De las declaraciones de cada ciudadano”, indicó.

Según Gómez, los testimonios que se rescatan de los ciudadanos son “más viables” que las estadísticas que presentan instituciones como la Alcaldía, “porque la población ya no confía”.

Acusa que los datos oficiales fueron recolectados hasta de casas que estaban “vacías”.

Respecto a su postura sobre medicinas alternativas, explicó a Bolivia Verifica que vio a las personas curarse o que no se contagiaban de COVID-19 por consumir algunos tipos de yerbas medicinales.

“Muchas personas han pasado con eso, se han salvado”, dice al nombrar plantas como el jengibre, el eucalipto o la lira, aunque tampoco se sustenta científicamente con algún monitoreo de cómo reaccionan con dichos tratamientos.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, informó el 10 de agosto que se iba a exigir el carnet de vacunación en ese municipio para la realización de trámites. Foto. Página 7.

Contexto

El dirigente cívico de El Alto acompañado de la doctora Patricia Callisperi y un grupo de personas con pancartas en mano, lideró el 18 de agosto una protesta en contra de la obligatoriedad de las vacunas anticovid. “No a la obligatoriedad de las vacunaciones”, decía una de las pancartas que llevaban los manifestantes.

Este reclamo se debe al anuncio de la alcaldesa alteña, Eva Copa Murga de poner al certificado de vacunación como requisito para hacer una serie de trámites o asistir a cierto tipo de eventos en ese municipio.

“Pediremos el certificado de vacunación o el código QR en todas las entidades descentralizadas del municipio (para realizar trámites), a todos los padres de familia cuyos hijos vuelvan a clases de forma semipresencial, a toda la familia gremial y a los choferes del transporte público”, dijo el 10 de agosto la alcaldesa Copa en la reunión del Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM).

Gómez y quienes lo acompañaron en esta protesta rechazan la obligatoriedad de la vacuna.

Sobre las posturas de la doctora Patricia Callisperi, Bolivia Verifica ya realizó una serie de chequeos que puedes ver aquí.

 ¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica