Los vacunados contra la Covid-19 no son, ni serán patentados por corporaciones farmacéuticas – Bolivia Verifica
Los vacunados contra la Covid-19 no son, ni serán patentados por corporaciones farmacéuticas

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalsoVerificación

Los vacunados contra la Covid-19 no son, ni serán patentados por corporaciones farmacéuticas

Los genes humanos no pueden ser patentados por ninguna empresa. Una experta asegura que ningún laboratorio puede apropiarse de los seres humanos después de vacunarlos

Publicación realizada por el usuario de Facebook Andru Leren.

 

Por Joaquin Martela

Las teorías conspirativas antivacunas se siguen difundiendo en las redes sociales. En esta oportunidad se asegura que las personas que hayan sido vacunadas contra el coronavirus con la fórmula de ARNm de Moderna ya no tienen derechos humanos, ni estatales. Según se indica, ahora están patentadas por la compañía farmacéutica desarrolladora de la vacuna. Este dato es falso y fue calificado como absurdo. Existen leyes que prohíben patentar a los seres humanos.

La información antivacunas fue difundida el 3 de julio del 2021 por el usuario de Facebook Andru Leren con la siguiente descripción:

“En el 2013 La Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que no se puede patentar el ADN humano, porque era un producto de la Naturaleza. Sin embargo, al final del fallo se aprobó que si se llegara a cambiar el genoma humano como se está haciendo hoy mediante la inoculación de Moderna y el ARN mensajero, entonces ese genoma puede patentarse y se clasifica como propiedad privada. Por lo tanto, no tendrás derechos humanos, sino que serás un producto con código de barras”.

También se incluye una imagen en la que se ve la evolución del ser humano desde simio, a persona y finalmente a código de barras. A la vez figura este texto: “Los vacunados con ARN ya no tienen derechos humanos ni del Estado. Son patentes de la corporación que diseñó el fármaco”.

Para entender y desmentir estos datos los dividimos en partes, la primera indica que en el 2013 La Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que no se puede patentar el ADN de los humanos porque era producto de la naturaleza. Este dato es correcto, en ese entonces los laboratorios Myriad Genetics eran los únicos que tenían patentes sobre los genes causantes de aumentar exponencialmente los riesgos de cáncer de mama y ovario hereditario. La ciudadana Lisbeth Ceriani padecía estos dos males y requería hacerse unos exámenes clínicos con urgencia, pero el laboratorio que era el único proveedor de ese tipo de pruebas, se los negó por motivos económicos.

Fue entonces que Ceriani decidió demandar a la compañía farmacéutica para que los científicos que quieran estudiar los genes que producen los mencionados tipos de cáncer no tengan que pagar para hacerlo. También para que el laboratorio no monopolice la información genética sobre esas enfermedades, de esa manera otras compañías podrían investigar sobre los genes y aportar sus conocimientos para desarrollar tratamientos.

El 13 de junio del 2013 la Corte Suprema de Estados Unidos falló a favor de Ceriani y prohibió a las empresas patentar genes humanos. Esta instancia dictaminó que el ácido desoxirribonucleico más conocido como ADN de los organismos vivos no puede ser patentado porque es un producto de la naturaleza.

También se estableció que las empresas farmacéuticas pueden patentar ADN copiado y replicado de manera artificial. Pero no se menciona nada sobre ningún tipo de vacunas, tampoco se indica que un laboratorio pueda patentar a una persona que haya recibido alguna de sus inyecciones.

La BBC realizó una nota explicando el caso de Ceriani y lo tituló “Nada del cuerpo humano se patenta: fallo en EE.UU. cambia reglas del juego de la medicina genética”.

La segunda parte de la publicación en cuestión indica que la vacuna de ARNm contra la Covid-19 de Moderna puede cambiar el genoma humano. Este dato no es real, el inmunizante es nuevo, ingresa al cuerpo y enseña a las células a generar una sustancia que produce una respuesta inmunitaria dentro del organismo humano. Es decir, que enseña al cuerpo a protegerse de futuras infecciones. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aclararon que las vacunas contra el coronavirus de ARNm ayudan a las personas a tener protección y a que no tengan graves consecuencias si se infectan con el coronavirus. Esta institución también aseguró que este tipo de inyecciones nunca ingresan al núcleo celular del organismo de las personas. Es decir que no pueden modificar el genoma humano, no afectan el ADN, ni interactúan con él de ninguna manera.

La última parte del post indica que las personas que recibieron este tipo de vacunas serán patentadas y pasan a ser propiedad privada de las compañías farmacéuticas. Como se indicó nada del cuerpo humano puede ser patentado, por lo tanto, esta afirmación también es falsa. A continuación, exponemos otros datos al respecto.

¿Puede el ser humano ser patentado?

Para nada, las compañías farmacéuticas creadoras de las vacunas contra la Covid-19 no pueden patentar a los seres humanos que hayan usado su producto. 

La investigadora del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas de Imbecu-CCT-Conicet, Victoria Sánchez, dijo a la verificadora AFP Factual que cada empresa tiene patentes de sus vacunas. Pero que es absurdo que los laboratorios se adueñen de las personas después de vacunarlas.

¿Ya descargaste la nueva app de Bolivia Verifica? No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones y ten información de calidad.

Descarga en IOS 📱—> https://apps.apple.com/bo/app/bolivia-verifica/id1542454083?l=en

Descarga en Google Play —> https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bolivia.verifica