Conoce qué hay detrás de las cinco cábalas más populares para recibir el nuevo año – Bolivia Verifica
Conoce qué hay detrás de las cinco cábalas más populares para recibir el nuevo año

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

SinDuda

Conoce qué hay detrás de las cinco cábalas más populares para recibir el nuevo año

Compártelo por:

El color de la ropa interior, las 12 uvas a la medianoche o pasear con una maleta, son parte de las creencias que se transmiten por cada generación para esta temporada

Desde el uso de ropa interior hasta las doce uvas en la medianoche, en esta época hasta el más escéptico realiza uno de estos rituales.

“Algo hicimos mal a fin de año”, puede ser el análisis de miles de personas que creen férreamente en las cábalas de la temporada al hacer un análisis de lo ocurrido el 2020 y es que una gran mayoría piensa que este no ha sido un buen año, quizás sí inolvidable en la historia de la humanidad. Las supersticiones son parte de nuestras culturas y en temporada de fin de año, es cuando más afloran, algunas vienen incluso desde la Edad Media.

Acá hacemos un repaso de las cinco cábalas más usadas en Bolivia en esta temporada y tratamos de verificar a nuestro estilo un poco de sus orígenes, aunque no todas tienen un fuente histórica, pero sí un alto alcance en nuestra región.

1.- El color de la ropa interior

Elegir la ropa interior que llevaremos puesta para recibir el Año Nuevo puede ser más importante de lo que se cree, por lo menos para aquellos que creen en las supersticiones.

Por ejemplo, según la cábala, la ropa interior roja es la que asegura el amor durante el próximo año, mientras que la de  amarillo es la que hará que no nos falte el dinero.

Una de las teorías nos lleva a la Edad Media, tiempo en que el color rojo estaba “prohibido” por ser símbolo de “brujería”, pero en invierno cuando todo parecía estar muerto por las temporadas de frío,  se convertía en un símbolo de “sangre y vida”.

En ese tiempo, las personas creían que el rojo atraía a la “buena suerte”, pero al estar “prohibido” decidieron usarlo en prendas que no fueran vistas, como en la ropa interior, creciendo así la tradición que se mantiene, según refleja un artículo la revista EME de Mujer.

Con Bolivia Verifica buscamos si existe algún estudio académico que constate estas afirmaciones y hallamos el realizado por la Universidad Complutense de Madrid titulado: Los colores en la Edad Media, esplendor, materia y significado.

En cuanto al simbolismo, en el caso del color rojo, tiene una serie de connotaciones entre las que se usaba para representar al fuego, al fervor de la sangre y la calidez del amor divino.

Era el color de la Guerra Santa y también del martirio. Sin embargo, también representaba connotaciones negativas, “asociadas al fuego del infierno y al pecado de la lujuria, como amor mal canalizado hacia los placeres corporales”, refiere dicho estudio.

Es decir, tiene cierta relación con la versión de que la creencia surge en esta época, cuando el color rojo tenía un fuerte simbolismo relacionado con el amor, la sangre y la vida, además de las prohibiciones de que cualquiera pueda usarlo, por lo que pudo derivar en su uso en la ropa interior.

Pero no solo el rojo es utilizado en esta temporada para las prendas interiores; por ejemplo,  del amarillo simbolizan la suerte, el dinero y la abundancia. Las prendas blancas hacen referencia a la salud y a la paz, según las creencias. Con el pasar de los años, se amplió la gama de colores y creencias, dependiendo el lugar.

Otra creencia refiere que el ritual resulta más efectivo sí, además, la ropa interior es “regalada”.

2.- Las 12 uvas a la medianoche

Comer 12 uvas, una por una a las 00.00 del nuevo año, es una de las tradiciones que más se realiza en Bolivia y en diferentes países del mundo.

La creencia popular indica que cada uva representa un mes del año por el que debe pedirse un deseo. Es decir, un deseo por mes.

Un reportaje de la BBC dice que la tradición de comer doce uvas exactamente a la medianoche llegó a América Latina desde España.

Incluso, uno de los grupos españoles más emblemáticos del pop latino en los 90 “Mecano”, hace referencia a esta tradición en la letra de “Un año más”, un clásico musical de la temporada navideña.

Según el libro «España», del periodista estadounidense Jeff Koehler, existen dos teorías sobre los orígenes de esta antigua costumbre.

La primera se remonta a la década de 1880. Según diarios de la época, la clase burguesa española, imitando a la francesa, comenzó a celebrar Nochevieja comiendo uvas y tomando vino espumante.

«Poco tiempo después, esta costumbre fue adoptada por ciertos madrileños que iban a la Puerta del Sol –Madrid-  para oír las campanas de la medianoche y, muy probablemente con ironía o como burla, comer uvas al igual que la clase alta», escribe Koehler en un artículo del año 2013 para la radio estadounidense NPR.

La segunda teoría es de unas décadas después, en 1909. Según esta segunda hipótesis, los productores de Alicante, en el sureste de España, tuvieron en 1909 una cosecha “excedente” de uvas blancas de la variedad típica del lugar, llamadas Aledo, en referencia al municipio de donde se producen.

Según el reporte de la BBC, al bajo precio de la uva en Aledo se sumó la forma “creativa” de venderla. Este producto era ofertado como “la uva de la suerte”.

  1. Sacar las maletas

¡Viajar! Este es uno de los principales deseos de miles de personas, quienes creen que la acción de sacar una maleta a la medianoche para pasear con ella, servirá para tener un año viajero.

Las personas que creen en este ritual aseguran que cuanto más grande sea el paseo, más lejos viajarás en el año que empieza. Y aseguran que llevar el pasaporte dentro de la maleta es importante si la persona quiere viajar al extranjero. Esta es una tradición latina, según refiere un artículo de la página de Journey Coca Cola.

4.- Barrer las malas energías

Sí, este fin de año habrá mucho por barrer, si tomamos en cuenta todas las energías acumuladas de 2020. La tradición refiere que hacer una limpieza en casa el 31 de diciembre y tirar lo que ya no nos sirve,  ayuda para que todo lo bueno “se multiplique” en el año que empieza.

Existen otras creencias de que esta acción es para alejar las malas vibraciones del hogar.

“Con escoba nueva, de madrugada y siempre de adentro hacia afuera para expulsar toda la energía negativa que se acumuló en los meses pasados”, dice un especial del periódico Clarín de Argentina.

No existe un estudio específico que dé certezas del origen de esta tradición que se expande por toda Latinoamérica.

5.- Las velas

Una de las principales costumbres de la época navideña es de colocar velas en nuestras casas. Según la tradición, el uso de una vela encendida para recibir el año garantiza “armonía y paz” en el hogar.

El periódico católico romano Catholic Herald, indica en un artículo que en la antigüedad las velas iluminaban los sepulcros de los mártires.

“Existen pruebas de que se encendían velas o lámparas de aceite en las tumbas de los santos y mártires desde el año 200”.

Según este artículo, la vela representa nuestras oraciones ofrecidas en la fe que se convierten en la “luz de Dios”.

Según este artículo, con la luz de la fe, “suplicamos a nuestro Señor por nuestras plegarias o a un santo para que rece con nosotros”.

Así te mostramos cinco de las principales creencias que son realizadas en esta época, especialmente en Bolivia; si bien hay más, creemos que estas resumen un poco lo que acontece en cientos de casas en el paso de la Nochevieja al nuevo año.

Por ejemplo, también existen las tradiciones de abrir las puertas, de comer lentejas, de echar agua, de escribir una lista de cosas negativas y otra de positivas, entre las principales.

Lo único que nos queda por decirte es que más allá de las supersticiones que puedas tener para la Nochevieja es que ¡tengas un gran 2021!