Es falso. El 5G no está matando a las aves – Bolivia Verifica
Es falso. El 5G no está matando a las aves

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Falso

Es falso. El 5G no está matando a las aves

Compártelo por:

Los males atribuidos al 5G son permanentes. Ahora se difunde en redes que esa tecnología mata cientos de aves donde se instale. Verificadoras en el mundo desmienten esa información. Por tanto, es falsa

En redes sociales se comparten notas publicadas en blogs, supuestamente, de noticias y páginas web que tienen en común la divulgación de información FALSA. 

Es falso que la instalación de antenas 5G mate a las aves, es otra mentira. Bolivia Verifica publicó, en anteriores oportunidades, que no existen pruebas o estudios científicos que demuestren que las ondas electromagnéticas del 5G puedan dañar a la salud humana.  Los niveles de radiación son muy bajos. Tampoco se puede afirmar que dañen la salud de las aves, ni de ninguna otra especie viva.

De existir una posibilidad, hace tiempo habrían muerto muchas especies debido a la existencia de la radio y la televisión cuyas ondas registran un nivel superior de radiación. Incluso las que se utilizan para la señal de telefonía móvil, telecomunicaciones.

Sobre las imágenes de aves muertas en distintos lugares, donde supuestamente se realizan pruebas con 5G, verificadoras de diferentes países publicaron notas para desmentir. 

Por ejemplo, la nota publicada por CodigoOculto.com el 29 de diciembre de 2019, afirma que:

“Se han encontrado cientos de aves muertas en el norte de Gales, Reino Unido, cerca de una instalación donde se realizaron pruebas 5G. Específicamente, los pájaros muertos fueron hallados en una carretera desde Anglesey, en el norte de Gales”. 

A esta publicación, Spondeomedia.com desmintió este hecho. Las imágenes corresponden a una captura de vídeo de aves sobre una carretera. De acuerdo al portal fue publicado por el canal Liverpool el 11 de diciembre de 2019. Luego de su registro en Gales del Norte.

 

Otra nota de Ecoportal.com afirmó: 

Sobre la extraña muerte de las aves atribuida al 5G por los dos portales mencionados, la verificadora holandesa Full Fact desmintió que las aproximadamente 297 aves (estorninos) muertas en 2018 haya sido debido al 5G ya que, en ese entonces, no se realizó en La Haya ninguna prueba sobre esa tecnología.

La nota explica que la muerte de los pájaros no es inusual, es decir ocurrió otras ocasiones, una en 2010 cuando se encontró 75 estorninos muertos n Somerset, entonces se explicó que posiblemente huían de un depredador. Esos incidentes son monitoreados en Reino Unido para verificar y controlar posibles brotes de fiebre aviar. Ese mismo año, 2010, se hallaron 5.000 estorninos y mirlos muertos en Arkansas. Mucho antes que se menciona la tecnología 5G. 

La falsedad de la información, que corre por la web, fue confirmada también por Newtral.es, que señaló que no existen pruebas contra el 5G, sobre la muerte de los pájaros. Se añade otra hipótesis sobre la base de investigadores del Museo de Historia natural de Rotterdam y de la Universidad de Wageningenque. Revelaron que pudo tratarse de un envenenamiento causado por una toxina en las bayas que consumen las aves, lo que no fue concluyente. 

Otro caso es el de la muerte de unos flamencos, pero en este último, se trató de una escenificación y los flamencos eran de plástico.

Pájaros que de repente caen muertos en masa sobre la tierra es común en obras, cine y en series de ficción, coincidentemente para los seguidores de Netflix se aguarda el estreno de la tercera temporada de la serie de ficción alemana “DARK” que curiosamente tiene como unos de los elementos centrales de la trama, las aves que caen muertas.

Bolivia Verifica recomienda a los internautas consumir información de fuentes confiables y redunda al afirmar que NO existe 5G en Bolivia y que esa tecnología no daña la salud.