Circula audio sobre la “cultura de alcohol” para combatir el coronavirus, eso es falso y peligroso – Bolivia Verifica
Circula audio sobre la “cultura de alcohol” para combatir el coronavirus, eso es falso y peligroso

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Coronavirus

Circula audio sobre la “cultura de alcohol” para combatir el coronavirus, eso es falso y peligroso

Compártelo por:

Cuidado, circula peligroso audio por  WhatsApp que instruye hacer gárgaras con alcohol, tragarlo, meter alcohol por los ojos, por los oídos y por la nariz. 

¿Recibiste un audio en el que se sugiere la “cultura de alcohol” como la clave para “matar” el coronavirus?  Es información falsa y muy peligrosa. Durante el segundo fin de semana de junio, circuló por grupos de WhatsApp la grabación de más de seis minutos de una persona que asegura que la ingesta de alcohol es la solución para acabar con el COVID-19 en el cuerpo.

El audio circuló acompañado del siguiente texto: “Audio del Dr. Unzueta, escúchenlo es súper importante”. El doctor Alejandro Unzueta (odontólogo), cobró mucho protagonismo al ser blanco de críticas por proponer una “terapia multifocal” contra el coronavirus, que causó intoxicación en algunos pacientes. Sin embargo, esta vez la sugerencia de la “cultura del alcohol” para combatir el COVID-19 no salió de él. El propio profesional lo desmintió a través de su cuenta de Facebook.

`

Captura de aclaración que hizo Unzueta en su cuenta de Facebook

¿Qué es la “cultura de alcohol” de la que habla el audio?

Se refiere a la ingesta de alcohol por distintas vías del cuerpo (boca, oídos, nariz y ojos).  El audio recomienda colocar un chorro de alcohol y mermarlo con una pequeña cantidad de agua, hacer gárgaras con ello y si se traga, “no preocuparse” porque asegura que será “inofensivo”.

El oftalmólogo Miguel Ángel Calvo, advierte que colocar alcohol a los ojos provocará heridas y úlceras irreversibles en la córnea que de complicarse podían traducirse en pérdida total de visión. “El dolor del contacto con el alcohol en las pupilas, es terrible, pero lo será peor el de las secuelas en los ojos”, advierte. Hay una práctica que incluye la “ingesta” de alcohol por vía ocular denominada “eyeballing”. Esta no tiene relación con el coronavirus. Se popularizó por “experimentación” y es muy peligrosa. 

La Organización Mundial de la Salud, se ha referido a la relación alcohol-COVID-19, ya que desde el inicio de la pandemia circularon muchos mitos que afirmaban que era la solución para “matar” la enfermedad. El organismo internacional de salud, descarta tajantemente que sea cierto y advierte sobre el peligro que puede traer el consumo de alcohol. 

La OMS elaboró una hoja informativa en la que expuso los siguientes datos:

    • El alcohol tiene efectos, tanto a corto como a largo plazo, en prácticamente todos los órganos del cuerpo. En términos generales, la evidencia indica que no existe ningún “límite seguro”; de hecho, el riesgo de daño para la salud aumenta con cada vaso de alcohol consumido. 
    • El consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo si es excesivo, debilita el sistema inmunitario y, por consiguiente, reduce la capacidad para hacer frente a las enfermedades infecciosas. 

 

  • Se sabe que el alcohol, incluso en cantidades muy pequeñas, causa ciertos tipos de cáncer.

 

  • El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una de las complicaciones más graves de la COVID-19.

No sólo eso, el organismo también derribó abiertamente algunos mitos:

Mito: El consumo de bebidas alcohólicas destruye el virus que causa la COVID-19

Realidad: El consumo de bebidas alcohólicas no solo no destruye el virus que causa la COVID-19, sino que probablemente aumenta los riesgos para la salud si la persona contrae el virus. El alcohol (en una concentración de al menos 60% en volumen) actúa como desinfectante en la piel, pero carece de tal efecto dentro del organismo una vez ingerido. 

Mito: Si se consumen bebidas alcohólicas de alta graduación es posible matar al virus en el aire inhalado. 

Realidad: El consumo de bebidas alcohólicas no matará el virus en el aire inhalado; no se desinfectará la boca ni la garganta; ni se obtendrá tampoco protección alguna contra la COVID-19. 

Mito: Las bebidas alcohólicas (cerveza, vino, licores de hierbas y otros licores) estimulan la inmunidad y la resistencia frente al virus. 

Realidad: Las bebidas alcohólicas son nocivas para el sistema inmunitario y no estimulan la inmunidad ni la resistencia frente al virus.