No existe pronunciamiento de ninguna corte internacional a favor del dióxido de cloro – Bolivia Verifica
No existe pronunciamiento de ninguna corte internacional a favor del dióxido de cloro

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusFalso

No existe pronunciamiento de ninguna corte internacional a favor del dióxido de cloro

Compártelo por:

Una cadena que circula en WhatsApp, indica falsamente que una corte internacional de derechos humanos obliga a los gobiernos a reglamentar el uso de este producto para combatir el Covid-19

Una cadena asegura que la “Corte Internacional de Derechos Humanos” reglamentó el uso del dióxido de cloro.

Aparece en cadena por las redes sociales, especialmente por WhatsApp, un supuesto pronunciamiento de la “Corte Internacional de Derechos Humanos” respecto al dióxido de cloro dentro del contexto de la pandemia por coronavirus, donde se indica que está reglamentado su uso en todos los países miembros de este organismo.Esta versión es falsa.

“Súper noticia. Se reglamenta el uso del dióxido de cloro para toda persona que así lo requiera y bajo su consentimiento”, titula la cadena que circula en WhatsApp y que según este servicio de mensajería ya fue reenviado “muchas veces”.

La cadena indica que esta corte internacional ha ordenado a los países miembros  que eliminen las normas que van en contra de los derechos humanos y agrega que los médicos podrán suministrar dióxido de cloro “bajo tratamiento informado”.

El texto refiere que en el caso del consumo del dióxido de cloro, las personas tienen el derecho humano “a la salud y a la información”.

En el contenido se afirma que el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), indica que  si un médico aplica dióxido de cloro a pedido del paciente y por esa razón lo despiden de su lugar de trabajo, esta acción es “ilegal”, porque la voluntad del paciente está “por encima de todo”.

También se indica que si un médico se rehúsa a utilizar este producto a un “paciente informado”, está cometiendo delitos “civiles y penales” por “mala praxis”.

El enunciado incluso advierte que si un ministro de cualquier país se rehúsa a permitir el uso del dióxido de cloro, será “denunciado” ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

No hay pronunciamiento de organismos internacionales de derechos humanos

Una serie de imprecisiones pueden notarse en la citada cadena, una de ellas en el nombre de la instancia mundial a cargo de la defensa de los derechos humanos.

En la cadena se refieren a la “Corte Internacional de Derechos Humanos”; sin embargo, hay una confusión, pues en realidad está el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y el  Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas como máximas instancias internacionales en esta área.

ACNUDH es la principal entidad de la ONU en derechos humanos.

El Consejo de Derechos Humanos es un organismo intergubernamental dentro del sistema de las Naciones Unidas compuesto por 47 Estados responsables de la “promoción y protección de todos los derechos humanos en todo el mundo”, explica en su portal web.

La cadena también menciona a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Al hacer una revisión en las páginas oficiales de las citadas instancias, no se encontró ningún artículo o enunciado referente al dióxido de cloro, menos de apoyo al consumo de este producto.

No existe tampoco un pronunciamiento del Consejo Económico y Social de la ONU a favor del consumo del dióxido de cloro, como cita la cadena.

La ONU sí se pronunció respecto al dióxido de cloro, pero advirtiendo que es “peligroso y no debe ser consumido como tratamiento contra la COVID-19”. Este artículo fue publicado en agosto de 2020 en la página de ese organismo internacional.

El portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte en un artículo que el dióxido de cloro es un producto químico “tóxico” que puede causar náuseas, vómitos y otros efectos como insuficiencia renal aguda “si se ingiere”.

La OMS explica que no hay evidencia que el dióxido de cloro ayude contra la enfermedad de la COVID-19.