Es cierto que un grupo de personas quemó barbijos en Quillacollo: ¿qué hay detrás todo de esto? – Bolivia Verifica
Es cierto que un grupo de personas quemó barbijos en Quillacollo: ¿qué hay detrás todo de esto?

Bolivia Verifica

Somos un medio digital independiente sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

CoronavirusVerdadero

Es cierto que un grupo de personas quemó barbijos en Quillacollo: ¿qué hay detrás todo de esto?

Los organizadores pertenecen a una grupo esotérico que cree en teorías conspirativas y las difunde. Usar barbijo, lavarse las manos y mantener distancia social son las medidas más efectivas para evitar la propagación del virus

Por increíble que parezca, es real. Un grupo de personas en Quillacollo (Cochabamba) se concentró para quemar barbijos porque creen que el coronavirus, que ha cobrado cerca 1,8 millones de vidas en el mundo, no existe. Parece broma, pero el acto es real y ocurrió este miércoles en el municipio cochabambino.

Coreando “libertad” y “barbijos quemar, aire respirar”, el grupo de personas quemó mascarillas, como se puede ver en este video del periódico Los Tiempos. El uso del barbijo, junto con el lavado frecuente de manos y el distanciamiento social, son los tres pilares básicos de prevención del coronavirus, según todas las autoridades de salud.

Un hombre hablaba por micrófono durante la quema de barbijos y decía que no le importa usar barbijos porque “confía en Dios” y que aunque se enferme y lo hospitalicen, su cuerpo va a vencer el virus. Otra mujer luego dijo que si se repite “el covid-19 no existe, el virus se esfuma”.

¿Qué hay detrás de todo esto?

Como se escucha en el video, quienes participaron en el acto son miembros de un grupo denominado Acción Humanista Revolucionaria (AUR), que tiene presencia en varias ciudades del país y que ha difundido una serie de teorías conspirativas contra el coronavirus. Como contamos en una verificación anterior, han colocado carteles contra las vacunas y los barbijos y también se han encontrado panfletos con mensajes similares en otras ciudades.

Este movimiento pertenece a la Orden Rosacruz, una secta internacional basada en intereses esotéricos con creencias religiosas.

El movimiento AUR también incursionó en la arena política. En las elecciones generales de 1985, su líder Juan Santa Cruz Torres postuló a la Presidencia con la sigla de Acción Humanista Revolucionaria. Obtuvo un porcentaje de 0,63% en la votación, ocupando el penúltimo lugar de los 18 postulantes.