¿El COVID-19 podría envejecer? – Bolivia Verifica
¿El COVID-19 podría envejecer?

Bolivia Verifica

Somos un medio digital sin fines de lucro ni tendencia política que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

Coronavirus

¿El COVID-19 podría envejecer?

Compártelo por:

Foto: Internet

Las afirmaciones de un microbiólogo italiano generaron polémica tras afirmar que el virus SARS- 2 pueda envejecer y reducir su agresividad. ¿Será posible? ¿Los virus se degradan con el tiempo?

El director del laboratorio de microbiología y virología del hospital San Raffaele de Milán (Italia), Massimo Clementi, dijo que el COVID-19 puede reducir su carga viral con el tiempo y debilitarse, lo que fue interpretado como envejecimiento del virus. Las afirmaciones del científico se publicaron en El Mundo y en AS de España.

Pero ¿qué hay de cierto con que el virus pueda debilitarse? o bien, a ¿qué se refiere el galeno?

Clementi explicó sobre la carga viral o la virulencia que ha registrado el comportamiento del virus en las últimas semanas, es decir, que la rudeza con la que atacó tras su parición ha venido reduciendo. Sin embargo, no se trata de un hallazgo reciente, es más bien un comportamiento inherente a los virus.

La viróloga boliviana Jacqueline Cordero le explicó a Bolivia Verifica que el denominado “agotamiento” en el virus está siendo monitoreado por muchos científicos alrededor del mundo. Es decir, que cuando el virus llegó al continente asiático, luego pasó a Europa y de ahí a América, durante todo ese periodo fue mutando, fue reduciendo su carga viral con el paso del tiempo y con su misma expansión.

“Existe una tendencia que se nota en los registros de la curva de comportamiento del virus. A Bolivia, por ejemplo, el virus llegó a mediados de marzo y se calcula que podría tener su pico alto entre las dos últimas semanas de junio y las dos primeras semanas de julio, de ahí empezará a bajar”

¿A qué se debe que un virus baje su carga viral?

Existen muchos factores explicó Cordero: “Entre más gente tenga la enfermedad, más gente desarrollará las defensas y la enfermedad bajará. Desde el inicio se calculó que entre un 70 a 80% de la humanidad llegará a adquirir el COVID-19”, pero ese mismo hecho hace que el organismo humano desarrolle a la par las defensas contra el virus.

Es decir, que no solo los científicos corren contra el tiempo para completar estudios sobre posibles vacunas y remedios, sino que también el mismo sistema inmunológico del ser humano hace su parte y se prepara para dar pelea.

Foto: Internet

“El virus está mutando, desde el punto de vista teórico, todos los virus, en absoluto todos, siempre mutan. Es una condición natural de los virus mutar, entonces ya se ha demostrado que este virus ha mutado y que el que está en Europa es menos virulento que el que está en Asia. Cuando hay una carga menor en la virulencia es ya una mutación”, explicó el médico Guillermo Cuentas.

El galeno también considera que el COVID-19 es un híbrido y que se debe actuar con cuidado con él y no declarar como “infalibles” los resultados de investigaciones que se vayan divulgando porque todo continúa en proceso de investigación.

“Son investigaciones a una velocidad asombrosa porque no hay tiempo de hacer verificaciones. Nunca ha habido un virus tan estudiado por tantos centros y con tanta urgencia y tantos resultados contradictorios como lo que se está revelando con este virus. Todas las probabilidades son ciertas e inciertas”, remarcó el galeno.

El epidemiólogo Rubén Castillo le dijo a Bolivia Verifica, que reducir la carga de virulencia puede ocurrir “por la carga de susceptibles, no por la cantidad de virus, sino por la cantidad de personas que ya están enfermando. El virus puede enfermar a toda la población o a la mayoría y luego la carga va disminuyendo”, explicó en referencia a la agresividad con la que el COVID-19 ataca y en concordancia con lo afirmado por sus colegas.

¿Pueden estas mutaciones ser más peligrosas?

La doctora Cordero explicó que los virus están considerados en un lugar intermedio entre organismos vivos y no vivos. ¿Qué quiere decir?

Que los virus solos no pueden multiplicarse, necesitan específicamente de una célula para garantizar su replicación. Los organismos vivos esperan metabolizarse, alimentarse y replicar, garantizar la autoprotección de su especie. Sin embargo, ese agotamiento que parece registrarse en el COVID-19 no se puede aplicar como ley estricta para los virus.

Cordero afirmó que toda especie busca algún organismo para garantizar su replicación. Esta adaptación del virus pueda estar reflejada en una mutación, pero nada puede garantizar cuantas veces pueda mutar el virus.

Este fenómeno mutante es, para el médico Cuentas, la razón por la que se emplea ingeniería genética en el desarrollo de la vacuna. “Se debe ir con mucho cuidado con las mutaciones”, remarcó.

Los médicos concuerdan en que el tiempo y la propia expansión del virus interviene en una posible reducción de su carga viral; pero también desde el otro lado, está el ser humano y básicamente su sistema inmunológico que no ha dejado de trabajar para desarrollar los anticuerpos que puedan vencer la infección del COVID-19.

Y en réplica a las recomendaciones médicas, Bolivia Verifica te sugiere nutrir tu cuerpo con una alimentación rica en Vitaminas C y D más zinc, las favoritas de los médicos para reforzar el sistema inmunológico.